Molina Foix debuta como realizador con un filme sobre amantes desorientados

El operador Javier Aguirresarobe recibe en el Festival de Cine de Málaga el Premio Ricardo Franco por su trayectoria

El escritor Vicente Molina Foix (Elche, 1949) presentó ayer un interesante filme sobre amantes desorientados, con el que se estrena como director. La película Sagitario, que compitió ayer en la sección oficial del Festival de Cine de Málaga, está protagonizada por Eusebio Poncela y Ángela Molina, entre otros. Además, se presentó una nueva aventura de Manolito Gafotas, dirigida por Juan Potau, que queda muy lejos de los logros de la primera.

'Quise lanzar una mirada ecuánime sobre unas vidas a la deriva; me he sentido como un buscador de buscadores'. Así explicaba ayer Vicente Molina Foix algunas de las intenciones de su primer filme como director y guionista, Sagitario, en la que también participan Daniel Freire y Enrique Alcides, entre otros.

Configurada como un amplio mosaico en el que diferentes personajes se entrecruzan durante más de un año, Sagitario sorprende agradablemente por varias razones. Una, porque, a pesar de tratarse de un creador tan avezado en otros terrenos, entre ellos la crítica de cine, Molina Foix parece un joven autor deseoso de decir mucho, de integrar en el tejido textual de su película un diagnóstico de formas de vivir de hoy, que siguen funcionando desde las mismas dinámicas de siempre: traición y posesión amorosa, explicitación de un punto de vista homosexual de las relaciones de pareja, desorientación vital.

Otra, porque deja ver Sagitario al sagaz filmgoer que siempre ha sido, de manera que la película presenta un inusual gusto por el encuadre y la elegancia del movimiento de cámara, que dan cuenta de una rica riqueza visual. Y otra, la más importante, porque, a pesar de algunas debilidades puntuales -un guión deslabazado, con situaciones que no ayudan a la trama principal, por ejemplo-, hay en él una clara voluntad de discurso personal, de apuesta por la vida.

Molina Foix aseguró tener bien delimitadas las tareas de creador y ex crítico, y confesó 'estar absolutamente preparado para las críticas. Mañana estaré esperándolas con ansiedad'.

A pesar de que Juan Potau, director de ¡Mola ser jefe!, segunda versión cinematográfica de las aventuras de Manolito Gafotas, asegurara tras el pase de su filme que su película 'está más dirigida al público infantil' que la de Miguel Albaladejo (quien dirigió Manolito Gafotas, la primera versión sobre el personaje), lo cierto es que en esta segunda abunda el exceso de caricatura en perjuicio del costumbrismo de la primera. 'No he pretendido ningún tipo de autoría, espero que a Elvira le guste', dijo en referencia a Elvira Lindo, creadora del popular personaje, que en esta ocasión no ha participado en el guión del filme.

Finalmente, en la noche de ayer tuvo lugar la gala homenaje de entrega del premio Ricardo Franco al director de fotografía Javier Aguirresarobe, al que el festival dedica esta edición una amplia retrospectiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de junio de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50