Maragall exige a Pujol una moción de confianza si cambia de Gobierno

El líder socialista avisa que hay cinco consejeros 'tocados'

Cuando a principios de año Jordi Pujol nombró a Artur Mas conseller en cap, Maragall ya exigió en vano al presidente de la Generalitat que se sometiera a una moción de confianza en el Parlament. Fue entonces cuando anunció su intención de presentar una moción de censura, a la que ayer volvió a referirse: la presentará en otoño, a menos que Pujol se someta voluntariamente a la moción de confianza. No obstante, tampoco ayer precisó la fecha, aunque dijo que no quiere que coincida con las elecciones en Galicia.

El jefe de la oposición socialista en el Parlament dibujó un cuadro sombrío de la situación que atraviesa el Gobierno y de la reestructuración que ultima Jordi Pujol para reforzar a su delfín, Artur Mas. Maragall comparó el Ejecutivo actual con el 'juego de las sillas', en el que el número de sillas es menor que el de concursantes, que pugnan por sentarse. A su juicio, hay al menos cinco consejeros 'tocados', que pueden quedarse sin silla.

Más información
Maragall pide al PSC que no fíe su victoria electoral a la crisis de liderazgo de CiU

No citó a ninguno, pero se refería a los titulares de Cultura, Jordi Vilajoana, y de Sanidad, Eduard Rius, que pueden ser desplazados a raíz de los pactos internos entre Convergència y Unió, así como al titular de Industria, Antoni Subirà, afectado por el caso Turismo; el de Trabajo, Lluís Franco, en cuyo departamento estalló el caso Pallerols, e incluso el de Agricultura, Josep Grau, cuya gestión al frente de la Diputación de Lleida ha sido severamente reprendida por la Sindicatura de Cuentas.

Cuarta Generalitat

El primer secretario del PSC, José Montilla, exigió ayer a Grau que dé explicaciones porque el informe de la Sindicatura de Cuentas, que se encuentra en fase de alegaciones, es 'muy preocupante'. 'Se ha puesto de manifiesto una incorrecta gestión de recursos y hay que recordar que esta misma persona [Grau] gestiona ahora recursos públicos', añadió en declaraciones a la cadena SER.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Maragall, que fue presentado como el próximo presidente de la Generalitat, insinuó que su eventual llegada al Gobierno no será una mera alternancia, sino que está dispuesto a transformar radicalmente la forma de gobernar. Tanto, que incluso habló de establecer una 'cuarta Generalitat' que desarrolle a fondo el Estatut y 'devuelva la confianza a los ciudadanos'.

Según su particular cronología, la primera Generalitat fue la medieval; la segunda, la republicana; la tercera, la inaugurada por Josep Tarradellas con su regreso y que tras la aprobación del Esatut ha tenido a Jordi Pujol como presidente durante 21 años. La cuarta será la que él mismo encabezará si llega al Gobierno y estará marcada, dijo, por el traspaso de amplias competencias a los municipos. Ésta es precisamente una de las demandas que se incluyen en la resolución que el PSC aprobó ayer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS