Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Una empleada de la CAM denuncia en un juzgado a un directivo por abuso sexual

Una juez de Alicante ha admitido a trámite una denuncia por abuso sexual de un directivo de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a una empleada, que ahora se encuentra de baja con un síndrome ansioso depresivo. La denunciante, E. M. N. A., de 23 años y contratada eventual por la caja alicantina desde junio de 2000, asegura en su denuncia que M. S. Z., director de zona de unos 45 años, la citó el pasado 4 de mayo a las seis y media de la tarde en su despacho, ubicado en un centro de trabajo distinto al de ella, para hablar de su situación profesional, pero el encuentro se convirtió en una escena de acoso sexual, con besos, tocamientos y abuso de poder. El denunciado niega los hechos.

Una vez en el despacho, se interesó por su pie, ya que E. M. N. A. había sufrido una operación reciente, la hizo descalzarse y comenzó a acariciárselo con insistencia a pesar de que ella intentó apartarse, 'agobiada' ante 'una situación tan incómoda'. Entonces, M. S. Z., siempre según la denuncia, se abalanzó 'sobre ella, y al mismo tiempo que la sujetaba por los brazos', comenzó a besarla 'sacándole la lengua y restregándosela por su boca'. A pesar del rechazo, siguió besándola en cara y cuello, forzándola incluso a bailar. Cuando consiguió marcharse, él la siguio hasta la puerta pidiéndole un beso '¡pero bien dado!' y dándole una palmada en el trasero cuando se marchó. Según la denunciante, el directivo se interesó desde febrero pasado por su situación personal, llamándola por teléfono y dedicándole una atención especial que sorprendía a sus superiores (que la trataban de 'enchufada').

El directivo desmiente los hechos: 'La denuncia no tiene consistencia, no se sostiene en absoluto', explica M. S. Z., que dice ignorar el porqué de la denuncia y prefiere no hacer más declaraciones hasta ver si la denunciante se ratifica en el juzgado el día 30. Por su parte, la CAM ha explicado que se trata de un tema delicado que sólo afecta a dos particulares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001