Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda solicita un debate parlamentario sobre los gastos militares

El PSOE e Izquierda Unida coincidieron ayer en mostrarse críticos con el proyecto del Ministerio de Defensa de crear una empresa pública que adquiera los nuevos sistemas de armas y los ceda a las Fuerzas Armadas en régimen de alquiler o leasing (arrendamiento con opción de compra). Con este proyecto se pretende alargar el pago de los grandes programas militares, que se financiarían con el recurso a créditos privados, y evitar que su coste grave el déficit del Estado.

Jordi Marsal, portavoz socialista en la Comisión de Defensa del Congreso, declaró que, a reserva de un conocimiento más exhaustivo del plan, le parece 'bastante disparatado', pues sólo se trata de 'disimular los verdaderos gastos' militares. 'Éste no es un mecanismo serio en ningún campo, y menos aún en Defensa. El Gobierno pretende engañarse a sí mismo y a todos los ciudadanos', advirtió.

El portavoz socialista dijo ser consciente de la preocupación del ministro Federico Trillo-Figueroa ante la imposibilidad de hacer frente a los compromisos ya asumidos o previstos de armamento con el actual presupuesto. Pero la solución, a su juicio, pasa por 'coger el toro por los cuernos' y realizar en el Parlamento un verdadero debate sobre las dimensiones, características, equipamiento y financiación del Ejército profesional. En la anterior legislatura, agregó, se perdió la oportunidad de hacer este debate, pues se redujo a discutir la supresión del servicio militar.

En su opinión, la creación de una empresa sería 'un parche' que no solucionaría el problema, sino que se limitaría a hipotecar la capacidad de maniobra de futuros Gobiernos, que tendrían que hacer frente a las deudas, y a restringir las posibilidades de control parlamentario del gasto.

Por su parte, Willy Meyer, responsable de Defensa de IU, anunció a Servimedia que su grupo pedirá la comparecencia en el Congreso del ministro Trillo-Figueroa para que explique el alcance de su proyecto y agregó que lo que debe hacer Defensa es 'reestructurar a la baja el modelo de Ejército', que actualmente está 'sobredimensionado'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 2001