Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad de Valencia se moviliza ante las nuevas leyes

Buena parte de la actividad docente, investigadora y de servicios de la Universidad de Valencia puede quedar paralizada esta misma mañana de seguirse la recomendación efectuada por la Comisión Interestamental que ha convocado asamblea en el campus de Bujassot para el mediodía de hoy, bajo el lema 'Defensem la universitat contra l'amenaça retrògrada i intervencionista del Govern'.

Dicha comisión, integrada por profesores, estudiantes y personal administrativo, ha elaborado un manifiesto en el que se dice que los anteproyectos de Ley de Orgánica de Universidades (LOU) del Gobierno central y la de Consejos Sociales de la Comunidad 'pretenden conseguir un el control político de la Universidad a través, sobre todo, de un rector presidencialista, desvinculado del claustro y afín al poder (que designa la tercera parte del Consejo de Gobierno) y un Consejo Social cooptado por los cargos de la la Administración (que elige otro tercio del Consejo). 'Así', concluye, 'el control y la sumisión política del órgano estará asegurada'.

Manifiesto y convocatoria surgen en un ambiente de creciente inquietud y críticas por parte de los máximos responsables universitarios en todo el Estado a una ley que pretende jubilar la vigente Ley Orgánica de Reforma Universitaria (LRU) de 1983. Al enrarecido clima se añade, en el ámbito valenciano, la cuestionada reforma de los consejos sociales, que está ya a punto de ser tramitada en las Cortes con la oposición de sindicatos, profesores, alumnos y parte del sector empresarial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de mayo de 2001