Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones en el País Vasco

El PSOE descarta cualquier "hipótesis de gobierno con el PNV"

El PSOE considera que en el País Vasco se impone como primera tarea la recomposición de la unidad de los demócratas para hacer frente al terrorismo y a sus apoyos. La única y esencial diferencia entre un mensaje similar lanzado en la campaña y los de anoche tienen que ver con el papel muy secundario que para este objetivo puede desempeñar el PSE, cuando su aspiración era la de liderar ese proceso de unidad.

En el PSOE se guardaron bien las formas y no fue posible encontrar gestos de desánimo, aunque sí hubo reconocimientos informales de que este resultado era previsible por cuanto que la polarización empujaba a muchos nacionalistas a arropar al PNV. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, telefoneó anoche al lehendakari, Juan José Ibarretxe, para felicitarle por su victoria electoral.

"No se dan las condiciones para contemplar ninguna hipótesis de gobierno con el PNV", manifestó José Blanco, secretario de Organización del PSOE, que habló en nombre de la Ejecutiva Federal. "Es al PNV a quien corresponde el papel esencial para recomponer la unidad democrática", señaló Blanco. Pero en las conversaciones informales que mantuvieron ayer los dirigentes del PSOE, encabezados por Zapatero y el presidente del partido, Manuel Chaves, y en las que participó también el ex presidente Felipe González, se daba por seguro que Ibarretxe gobernará en minoría.

Derrota de los violentos

"Cualquier opción de gobierno con EH será ilegítima", había dicho Blanco a las 22.00, y volvió a ser más tajante en la medianoche: "Espero y deseo que el PNV cumpla con su compromiso y no cuente con EH". Los socialistas, ya que no pudieron celebrar unos buenos resultados para su formación, sí festejaron "con alegría democrática", según un miembro de la Ejecutiva, el descenso rotundo de EH. "El terror y la barbarie han sido los grandes derrotados", dijo Blanco.

El PSOE asegura que sí cumplirá su compromiso de hacer "la primera lectura" de los resultados con el Partido Popular. Esa conversación se producirá después de que esta tarde la Ejecutiva Federal analice los resultados con el candidato del PSE, Nicolás Redondo Terreros, responsable de Relaciones Institucionales de esa Ejecutiva Federal.

La posibilidad de que el PSOE y el PSE inicien hoy un proceso de autocrítica no se descarta, aunque nadie anoche en la sede federal tenía intención de responsabilizar en concreto a Redondo Terreros de lo ocurrido. Eso sí, desde hace semanas dirigentes de la Ejecutiva Federal temían que la polarización beneficiara al PNV, por cuanto que podía confundirse el ataque político a la dirección del PNV con una agresión a una parte de la sociedad vasca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de mayo de 2001