_
_
_
_

Luis Sepúlveda debuta como director de cine con una alegoría de la libertad

El escritor rueda 'Nowhere' con Harvey Keitel

Sostiene el escritor chileno Luis Sepúlveda que con Nowhere, que significa su debú en el cine como director, busca vengarse de la injusticia social. 'El filme es una gran vendetta personal por un montón de perrerías que me ha tocado vivir', dice en alusión a las dramáticas secuelas de las dictaduras militares del Cono Sur de Latinoamérica. La cinta, que Sepúlveda define como 'una alegoría de la libertad', narra el secuestro de cinco opositores al régimen militar de un país indeterminado. El rodaje, que empezó en Argentina, se trasladó ayer a Barcelona.

Sepúlveda, que presentó a la prensa su proyecto acompañado de los productores -el filme es una coproducción española (Filmax), italiana (Surf) y argentina (Patagonik)- y de una parte del equipo de actores, consideró 'bastante natural' su incursión en el cine, del que, según dijo, no es sólo espectador asiduo desde niño, sino también ferviente amante. 'Mi identidad cultural procede principalmente del cine y ha determinado que en mi escritura prime lo visual. Soy incapaz de describir algo que no he visto antes', argumentó. Aunque dirigir era 'un viejo anhelo' de Sepúlveda, el escritor no acababa de atreverse a ponerse detrás de una cámara. Fueron sus amigos, entre ellos el cineasta colombiano Sergio Cabrera, quienes le convencieron cuando les mostró el guión de Nowhere.

Sepúlveda señaló que la producción no es espectacular en cuanto a su presupuesto -que asciende a 900 millones-, 'pero sí por el derroche de talento'. El elenco está encabezado por el norteamericano Harvey Keitel, e incluye a actores como Jorge Perugorría, Ángela Molina, Fernando Guillén Cuervo, Manuel Bandera, Laura Mañá y Leonardo Sbaraglia, entre otros.

La historia, aseguró Sepúlveda, es 'bien poco clásica', en el sentido de que, a pesar de que cuenta la evasión de los cinco presos políticos, ésta se aborda a través de la 'subversión' y no de la violencia. 'La historia está contada con grandes dosis de amor y de humor, ingredientes principales de la ironía', comentó el director.

Luis Sepúlveda (en el centro, detrás, con barba y gafas), junto a actores y productores del filme.
Luis Sepúlveda (en el centro, detrás, con barba y gafas), junto a actores y productores del filme.SILVIA T. COLMENERO
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_