Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía de Málaga advierte de la proliferación de delitos urbanísticos

La memoria de la Fiscalía de Málaga de 2000 advierte que el aumento de los delitos contra la ordenación del territorio y el medio ambiente que se está detectando en el litoral de la Costa del Sol permite hablar de un modelo de desarrollo donde prevalecen criterios 'economicistas'.

Por primera vez, la institución alerta sobre la proliferación de estas denuncias e insiste también en los 'signos preocupantes' que empiezan a aparecer en la costa malagueña por el establecimiento de grupos criminales organizados 'con todas las características de las bandas mafiosas'. En Málaga, el año pasado la fiscalía incoó 227.836 diligencias por hechos delictivos, lo que supone una media de 625 denuncias al día. Hace diez años, apenas se incoaron 98.000 diligencias.

El año pasado se investigaron 44 denuncias contra la ordenación del territorio; 19 más que el año anterior. Se duplicaron (de diez a 21) los delitos contra los recursos naturales y medioambientales y se incrementaron las denuncias contra el patrimonio histórico. El hecho más significativo es que aumentó en torno a un 10% el número de diligencias en la Costa del Sol Oriental, la franja menos explotada del litoral.

La fiscalía malagueña, por segundo año, alerta además sobre 'los signos preocupantes' que está produciendo el establecimiento en la Costa del Sol de grupos criminales organizados en torno al negocio de la droga; el blanqueo de dinero y la especulación inmobiliaria. El fiscal jefe, Manuel Villén, comenta en su informe que estas organizaciones tienen 'todas las características que se atribuyen a las bandas mafiosas'.

La estadística sobre los delitos contra la vida es espectacular: en 2000 se produjeron en Málaga 92 homicidios frente a los 77 del año anterior, y 22 asesinatos; 16 más que en 1999. Las cifras incluyen los delitos en grado de tentativa.

La fiscalía entiende que algunos de estos sucesos tienen que ver con 'ajustes de cuentas' de tipo mafioso en relación con el narcotráfico y los delitos económicos, especialmente en la capital y la Costa del Sol Occidental, áreas que describe como 'zonas en las que se diseminan urbanizaciones incontables en las que es fácil ocultarse'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 2001