Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
19º SALÓN DEL CÓMIC

Nazario, el cronista del lado salvaje de la vida, Gran Premio del Salón

Jorge Zentner, mejor guionista por 'Tabú'

Hablar de la década de 1980 parecía una excusa para dotar de justificación argumental a la presente edición del Salón del Cómic, pero la realidad se está imponiendo debido a los fenómenos editoriales que se advierten, pero además, los premios certifican esta recuperación. No fue una de las viejas glorias del tebeo clásico, sino Nazario (Nazario Luque Vera, Castilleja del Campo, 1944), un andaluz formado en el llamado underground barcelonés, el que ayer se llevó el gato al agua. Nazario, al amparo de la revista El Víbora, marcó en la segunda mitad de la década de 1970 y en la siguiente una manera de hacer cómic singular en la que además de sacar del armario todo tipo de orientaciones sexuales, supo mezclar el más genuino costumbrismo con la más activa modernidad. Suya es la obra, pieza esencial del underground, San Reprimonio y las Pirañas, y también suya es la creación del primer detective transexual español, llamado Anarcoma.

MÁS INFORMACIÓN

Artista de la vida, Nazario dio color, junto a sus amigos Alejandro y el llorado Ocaña, a la euforia de la transición. El colorido que supieron dar a La Rambla barcelonesa es una de las páginas más interesantes, pero quizá menos estudiadas, de la historia reciente de Cataluña. Algo de ese mundo quedó plasmado en la película Ocaña, retrat intermitent, la primera película del realizador Ventura Pons.

Dedicado ahora a la pintura, Nazario realizó en sus historietas un interesante catálogo de personajes marginales, en los que, con un fondo sonoro de lo más granado de la canción española, aparecían desde el chapero hasta la portera metomentodo. Otras obras suyas son la singular adaptación de la ópera Turandot y Alí Babá y los 40 maricones.

Uno de los triunfadores de la jornada fue Juanjo Guarnido (Granada, 1967), autor que se dio a conocer en 1986 con los célebres concursos de cómic para noveles convocados por Josep Toutain -editor que fue el punto de arranque del auge del cómic adulto- en la revista Zona 84. Guarnido fue galardonado como autor revelación, pero también triunfó ayer con la considerada mejor obra del año 2000, Blacksad. Un lugar en las sombras (Norma Editorial). Con guión de Juan Díaz Canales, este cómic fue también una de las novedades destacadas en la pasada edición del festival de Angulema.

El guionista Jorge Zentner fue galardonado por Tabú, un trabajo en blanco y negro que marca una inflexión en la trayectoria de su colaboración con el dibujante Rubén Pellejero. Daniel Clowes obtuvo el premio al mejor obra extranjera por Ghost world (El Víbora) y TMEO obtuvo el premio al mejor fanzine.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2001