Jorge Oteiza presenta en la exposición 'Espacialato' dos obras realizadas este año

El escultor vasco Jorge Oteiza (Orio, 1908) ha incluido en la exposición Espacialato, que ayer se inauguró en Zaragoza, dos esculturas realizadas este año, Púlpito y memoria y Oración lunar. La mayoría de las piezas seleccionadas para la muestra, realizadas en piedra, madera y hierro, están centradas en las investigaciones espaciales del artista y en el Laboratorio de tizas, que permite comprobar la evolución de su método experimental y su complejo proceso creativo.

Espacialato estará abierta al público en el Centro de Exposiciones y Congresos de Ibercaja, en Zaragoza, hasta el próximo 30 de junio.

En su mayor parte, las 40 obras de la exposición están fechadas entre 1955 y 1959, año en el que Oteiza cerró voluntariamente su trabajo en el terreno de la escultura, aunque también hay esculturas de los años setenta, que son derivaciones y variaciones de las anteriores.

'Oteiza convirtió el espacio en escenario de sus ideas, de sus experiencias, de sus obsesiones y de sus angustias', explicó el comisario de la exposición, Carlos Catalán. 'Es un escenario vivo que contiene la acción del momento y la suma de su experiencia'.

Catalán considera que en toda su labor experimental Oteiza ha perseguido una tensión abstracta, 'un espacio silencioso que le empuje a lo trascendental'. El escultor, a su juicio, se identificó desde lo más profundo de su alma con el pueblo vasco, 'escarbó y descendió a las raíces de su identidad para extraer los arcanos de su configuración estética'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS