Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell Executiu verá el miércoles el proyecto del túnel de la línea 9

El Consell Executiu que se celebrará el miércoles próximo verá, y presumiblemente aprobará, el proyecto del túnel de la futura línea 9 de metro. El presidente Jordi Pujol anunció la pasada semana la inminente aprobación del primer tramo de la línea (Badalona y Santa Coloma hasta Sagrera), pero los técnicos de la empresa GISA, autora del proyecto, recomiendan sacar a concurso al mismo tiempo el resto del túnel para aprovechar el trabajo de la tuneladora.

El Gobierno catalán aprobará la construcción del primer tramo y la perforación total de la línea, siguiendo desde Sagrera hasta la Fira. El tramo hasta el aeropuerto no se hará hasta saber si se financia con fondos europeos.

El importe de la obra se divide en dos partes: 60.000 millones de pesetas corresponden al tramo Badalona-Sagrera, todo incluido, salvo el material móvil (que tiene un coste de unos 40.000 millones). La segunda parte, la perforación del resto del túnel, suma otros 50.000 millones de pesetas.

El conseller en cap, Artur Mas, anunció hace meses que los primeros 60.000 millones se pagarán por el llamado 'sistema alemán'; es decir, tras la entrega de la obra y en plazos de varios años. La financiación de estos años será añadida por la constructora al precio de la obra.

Para los otros 50.000 millones de pesetas, la cosa no está tan clara. Fuentes de Política Territorial aseguraron que lo más probable es que se paguen por el mismo sistema. No obstante, la Autoridad del Transporte Metropolitano trabaja con otra hipótesis: la creación de una empresa que asumiría un crédito y se comprometería a pagarlo 'al modo de lo que ha hecho la Comunidad de Madrid', según la mismas fuentes. Esta fórmula permitiría al Gobierno catalán contraer deudas sin que se contabilizaran en el presupuesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 2001