Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos menores evadidos habían ingresado hace mes y medio en el reformatorio de El Pinar La asociación de padres de un instituto próximo pide una reunión con la consejera Martínez

Los dos menores evadidos habían ingresado en el reformatorio el pasado 4 de marzo y, según explicaron ayer fuentes del centro, 'estaban muy implicados en el sistema educativo'. La actitud de los internos M. B. y A. C. H. era 'correcta'. 'Nos ha extrañado a todos, porque no era previsible su huida', dice una fuente.

En los otros dos centros de régimen cerrado para menores autores de delitos graves -El Madroño (15 plazas) y Renasco (12 plazas), ambos de gestión pública- se produjo una fuga el pasado enero (en el Madroño) y tres tentativas (dos de ellas, en el Madroño, y la otra, en Renasco).

El reformatorio de El Pinar tiene 40 plazas, aunque sólo están ocupadas la mitad. Hasta ese lugar llegaron en enero nueve menores trasladados desde la prisión de Alcalá-Meco en aplicación de la nueva Ley del Menor, que obliga a llevar a centros de reinserción, y no a cárceles, a los delincuentes de 16 y 17 años. La asociación Cicerón, una entidad sin ánimo de lucro de carácter privado con la que el Gobierno regional firmó un convenio para la puesta en marcha del centro, lleva un año de funcionamiento y carece de experiencia, aunque cuenta entre sus filas con profesionales que han trabajado en cárceles.

La apertura de El Pinar trajo consigo las protestas de los padres de alumnos del instituto de secundaria de San Fernando, ubicado a sólo 200 metros del centro. El reformatorio se halla en la Ciudad Escolar San Fernando, un recinto de usos educativos donde estudian más de 800 alumnos del instituto San Fernando y los chavales internos de dos residencias. Este año, tras duras batallas, los padres de familia han logrado que el Gobierno regional implante el primer ciclo de la ESO (de 12 a 14 años).

El pasado viernes, nada más conocer el intento de fuga de un menor el martes anterior, la Asociación de Padres de Alumnos (APA) del instituto San Fernando redactó una carta, que remitirá mañana al Defensor del Menor, a la Fiscalía de Menores y a la consejera de Servicios Sociales, Pilar Martínez, en la que denuncian que no se han terminado las obras previstas para incrementar las medidas de seguridad en el lugar. 'Reclamamos las medidas que son necesarias para que los alumnos del instituto hagan sus actividades con tranquilidad', dice la misiva.

El vicepresidente de la APA, Manuel Esquinas, aseguró ayer que en la reunión del pasado viernes -que se hace de forma rutinaria- saltaron las alarmas entre los padres por el intento de fuga de un interno. Al finalizar el encuentro, cerca de las nueve de la noche, dijo Esquinas, les llegó el 'rumor' de que se había producido una fuga. 'Pero no lo pudimos comprobar', afirmó.

En su carta, los padres también denuncian que la promesa del Gobierno regional de acondicionar un acceso directo para el reformatorio, distinto al del instituto, no se ha cumplido. Esta entrada independiente tenía como fin aislar El Pinar. Además reclaman las cámaras de circuito cerrado de televisión que supuestamente se colocarían a las puertas del recinto para incrementar las medidas de seguridad. 'Pero nada de eso se ha hecho', aseguran.

Ayer, los padres confirmaron la veracidad del 'rumor' sobre la evasión protagonizada el viernes por dos menores de El Pinar: 'Eso [la fuga] viene a corroborar lo que ya denunciábamos. Ya en otras ocasiones hemos dicho que las vallas que rodean el centro son unas alambradas similares a las que se colocan cuando se efectúa una obra. Allí no hay ninguna medida de seguridad. Cualquiera podría saltarlas', señaló Esquinas.

El representante de los padres de los alumnos del instituto señaló al presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, como 'responsable directo' de la situación. Y añadió: 'Ya en cuatro ocasiones hemos enviado cartas al presidente, porque estamos viendo que en ese centro puede haber problemas. Y no es que queramos crear alarma social'.

La APA de San Fernando solicitará este lunes una reunión 'urgente' con la consejera de Servicios Sociales, Pilar Martínez. 'Nosotros también vamos a pedirle responsabilidades a la consejera. Nuestro objetivo es llegar a un acuerdo para que el Gobierno regional estudie la posibilidad de trasladar el reformatorio', señaló Esquinas.

El vicepresidente de la APA mostró su preocupación por el paradero de los chavales fugados: '¿Quién nos asegura que no están escondidos en el instituto?', se pregunta. 'Dos chicos mezclados entre casi 1.000 alumnos podrían pasar desapercibidos'.

Cuando se produjo el intento de fuga del joven madrileño el pasado martes, el coordinador de los centros de reforma del Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) de la Comunidad, Víctor García, declaró que las medidas de seguridad en los reformatorios eran 'suficientes'. 'En ellos debe primar el carácter educativo. La seguridad es importante, porque las fugas a los primeros que perjudican es a los propios chicos que vuelven a la calle, pero no podemos cargar tanto las tintas en el control que impidan la tarea formativa', apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de abril de 2001