Rutelli predice el triunfo del Olivo en los comicios italianos

Discreto apoyo de Prodi al centro-izquierda ante las elecciones del 13 de mayo

Antes de Rutelli tomaron la palabra varios líderes de la coalición y los tres primeros ministros que se han turnado al frente de los cuatro Ejecutivos de centro-izquierda de los últimos cinco años: Massimo D'Alema, Giuliano Amato y el gran triunfador de las elecciones de 1996, Romano Prodi, hoy presidente de la Comisión Europea, que estuvo presente en el mitin sólo en vídeo, debido a obligaciones de su cargo que le llevaron a Suecia. Prodi envió un mensaje de apoyo de tono más que moderado, forzado seguramente por su actual posición al frente del Gobierno europeo.

Fue todo un acto de exaltación del centro-izquierda en el quinto aniversario de la victoria del Olivo sobre el Polo, el 21 de abril de 1996. Una fecha que recordó Prodi en el vídeo de apoyo a Rutelli, en el que el ex primer ministro, obligado a dimitir en octubre de 1998 al perder una moción de confianza en el Parlamento, se preocupó también de establecer una clara diferencia entre el inicial 'Gobierno del Olivo y los Gobiernos de centro-izquierda que se han sucedido'.

Prodi recordó el fundamento reformista de la coalición que en estos años ha sido capaz de construir 'una Italia renovada, más moderna y confiada, protagonista en el proceso de construcción de una Europa más fuerte y solidaria', dijo.

El tono del discurso de Prodi permite interpretar su intervención más como un apoyo al candidato a primer ministro, Francesco Rutelli -miembro del partido fundado por Prodi en 1998, Los Demócratas-, que a la totalidad de la coalición, repleta de enemigos del presidente de la UE. Rutelli ha planteado su campaña electoral como una repetición modernizada de la que llevó a Prodi a Palazzo Chigi en 1996. Si entonces Il Professore recorrió en autocar el territorio italiano, Rutelli se ha pateado Italia en un tren especial. Las perspectivas del centro-izquierda son hoy, sin embargo, peores que en 1996 por el desgaste de cinco años de Gobierno en medio de luchas intestinas, y por la ausencia de un acuerdo con el Partido de Refundación Comunista (PRC), crucial para lograr al menos la victoria en el Senado.

Un montenegrino pasa junto a un cartel electoral con la imagen del presidente Djukanovic.
Un montenegrino pasa junto a un cartel electoral con la imagen del presidente Djukanovic.AP
Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción