Expertos abogan por que Andalucía busque la convergencia con un modelo basado en la productividad y no en ayudas

El director del Servicio de Estudios del BBVA, Miguel Sebastián, abogó ayer por que Andalucía busque la convergencia real con España y con la UE con un modelo basado en la productividad y no en las transferencias de fondos comunitarios como hace actualmente. En declaraciones a los periodistas tras participar en unas jornadas del Observatorio Económico de Andalucía, Miguel Sebastián dijo que en Andalucía ha habido en los últimos años una convergencia en renta per cápita pero no en PIB per cápita y ello ha sido posible por las transferencias de fondos comunitarios, si bien advirtió de que hay que ir a una convergencia basada en un modelo distinto ya que a partir del año 2007 se acaban los fondos estructurales. Sebastián apostó por buscar un modelo de convergencia de Andalucía con España y con Europa basado en la productividad, ya que el actual centrado en las transferencias y en las inversiones estatales 'se está agotando' y hay que pasar a uno 'más basado en la iniciativa privada'.

Destacó que la situación de las infraestructuras en Andalucía no es inferior a la media nacional y si se relacionan con la renta per cápita ese índice es superior al promedio de España.

También intervino en el Observatorio Económico de Andalucía el director de coyuntura de Analistas Financieros de Andalucía, José Luis Torres, quien destacó que en la última década la comunidad andaluza ha registrado una divergencia con la media nacional en PIB per cápita y lo achacó al mayor crecimiento de la población andaluza.

Resaltó que el crecimiento de la economía andaluza es similar a la de España y se prevé que se mantenga en esos términos este año y el siguiente, si bien indicó que el empleo aumenta más que el promedio nacional en los primeros trimestres de este año.

El director del Servicio de Estudios del BBVA sostuvo que la desaceleración de la economía europea se explica por factores propios y no por la situación de la economía americana, inmersa también en un proceso de freno pero por motivos distintos, precisó.

Rechazó que se haya entrado en un ciclo de crisis económica, si bien insistió en que se ha frenado el crecimiento y para la zona Europea se prevé del 2,5% este año y del 2,2% para el próximo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS