Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atacada con un artefacto la casa del sociólogo Javier Elzo

El sociólogo Javier Elzo sufrió el lunes en sus propias carnes la violencia callejera sobre las que tantas veces ha escrito. Desconocidos colocaron en el rellano de la puerta de su vivienda en San Sebastián un artefacto, que provocó escasos daños materiales. 'Si bien [este ataque] puede introducir un plus de intranquilidad en mi vida y en la de mi familia', dijo, 'no me van a mover en mis posiciones'.

La mujer del catedrático de Sociología de la Universidad de Deusto es Koruko Aizarna, portavoz de la Diputación foral de Guipúzcoa, de Eusko Alkartasuna (EA). Todas las dudas que pudieran existir sobre el objetivo del ataque se disiparon cuando un comunicante dijo al diario Gara que iba dirigido contra Javier Elzo, 'perro social' y 'pieza importante del puzzle de la estrategia fascista que llevan los Estados opresores contra Euskal Herria'.

El matrimonio no se encontraba en su domicilio en el momento del sabotaje. Pero Elzo confirmó que sí estaba la persona que les ayuda en las tareas domésticas. 'Se llevó el susto de su vida', lamentó, y llamó a los autores del ataque y a quienes les apoyan a discrepar con él 'con la fuerza de la razón'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2001