Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centro de extranjeros de Málaga reabrirá el lunes tras un año de obras

Las rehabilitación consigue duplicar el número de plazas

Las obras obligaron a cerrar el centro a principios del año pasado y a derivar los extranjeros a Murcia, Valencia y Madrid. A partir del lunes, el centro volverá a funcionar. 'Cuantos menos vengan, mejor; pero si vienen, para eso está', comentó su director, Javier Sánchez.

La rehabilitación ha permitido duplicar el número de plazas disponibles, que ha pasado de 74 a 125. Además, ahora el centro dispondrá de tres módulos específicos para familias, lo que evitará que hombres y mujeres de un mismo núcleo familiar tengan que separarse dentro de las instalaciones.

Otra de las mejoras es la creación de un segundo patio. Hasta ahora, sólo había uno, lo que obligaba a recortar las horas de salida, ya que hombres y mujeres no podían usarlo al mismo tiempo. Desde el lunes, cada grupo tendrá su patio. Además, dispondrán de un asistente social, servicio médico y biblioteca. Las instalaciones han sido dotadas también de un sistema de detección de incendios, ya que en los últimos años se produjeron varios conatos de fuego.

El centro, ubicado en el céntrico barrio de Capuchinos, aloja a aquellos inmigrantes sobre los que pesa una orden judicial de expulsión, bien porque su estancia en España es irregular o porque han cometido algun delito menor y son deportados. Como máximo, los extranjeros pueden permanecer encerrados 40 días; si en ese tiempo ningún estado los reconoce como nacionales, tienen que ser puestos en libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2001