Núñez Roldán relata el ataque de Raleigh a Cádiz en 'Guatarral, almirante y pirata'

Los ingleses incendiaron y saquearon Cádiz en 1596. Los gaditanos miraban con terror, y cierta admiración secreta, al marino Walter Raleigh, principal verdugo de su ciudad, e hispanizaban su nombre llamándole Cuaterrali, Gualterio Rale o Cuatrerrale. Pero, sobre todo, el almirante inglés era conocido como Guatarral. Francisco Núñez Roldán acaba de publicar Guatarral, almirante y pirata en Algaida Editores.

Catedrático de inglés y residente en Sevilla desde su juventud, Núñez Roldán presentó ayer su novela en la capital andaluza. Guatarral, almirante y pirata, que ha obtenido el Premio de Novela Picaresca Diablo Cojuelo de 2001, narra las aventuras y tribulaciones de Pedro Medina de Frías en una Cádiz amenazada por la flota angloholandesa, a cuyo frente navega Raleigh.

Los escritores Juan Eslava Galán y Julio M. de la Rosa acompañaron a Núñez Roldán en la presentación de la obra. El autor de Guatarral, almirante y pirata hizo hincapié en que el carácter picaresco no se circunscribía a los personajes más humildes. 'Los duques de Medinaceli y Medina Sidonia eran dos pícaros titulados considerables que hacían negocio con el paso de tropas', explicó.

Núñez Roldán destacó cómo las crónicas del asalto de Cádiz fueron publicadas décadas después de los acontecimientos. El patético papel de las autoridades españolas en el combate contra los ingleses hizo imposible que el relato de los hechos saliera a la luz en un primer momento. Núñez Roldán no pudo ocultar la admiración que le merece Raleigh -formidable marino para los ingleses y siniestro pirata para los españoles-. 'Ojalá hubiéramos tenido alguien así en España', señaló Núñez Roldán.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS