Reportaje:

Todos quieren a Melkart

Chiclana y San Fernando pugnan por el islote de Sancti Petri y Defensa propone un consorcio

En el islote de poco menos de 2.000 metros de superficie situado frente a Chiclana, o al sudeste de San Fernando, Melkart, Heracles o Hércules, según la civilización, tuvo su templo, un edificio legendario que comenzó su decadencia en el siglo IV antes de Cristo. Aquel prestigioso templo de la antigüedad tenía dos altares de bronce y uno de piedra; de bronce también eran las puertas y estaba ricamente decorado con estatutario alusivos a los trabajos del dios mitológico, dos de cuyos trabajos transcurrieron en esta tierra: el robo de los bueyes de Gerión y las manzanas de oro del jardín de las Hespérides. Hasta ahí, la mitología.

Mitológica comienza a ser también la disputa que mantienen históricamente los municipios de Chiclana y San Fernando para que se reconozca que el islote de Sancti Petri y los restos de fortificaciones de los siglos XVI y XVII existentes están dentro de su término municipal. De cualquier forma, el propietario del Castillo es el Ministerio de Defensa, que no se atreve a cederlo a ninguna de las ciudades ante el enconamiento con que cada parte defiende la propiedad territorial. A lo más que ha llegado el Ministerio es a plantear al Ayuntamiento de San Fernando que le proponga al de Chiclana la creación de un consorcio que permita la gestión conjunta, pero esa propuesta tampoco parece que vaya a resolver nada.

El registro de la propiedad de San Fernando tiene inscrito el islote dentro de su término municipal; el catastro lo reconoce en el término de Chiclana. Así, lo único seguro es que Defensa es la propietaria del lugar, toda vez que se encontraba en la franja de seguridad de la línea de tiro de los polígonos militares próximos. Según el Ayuntamiento de Chiclana, Defensa inscribió el islote en el registro de San Fernando hace una veintena de años y dentro del conjunto de propiedades militares que tiene en esta ciudad. 'Craso error', dice el alcalde de Chiclana, el socialista Manuel Jiménez Barrios. El único litigio judicial lo mantiene un particular chiclanero, que recurrió ante el TSJA después de que el plan general de San Fernando lo incluyera en su término municipal. El PGOU de Chiclana también lo incluye.

Cada parte defiende con entusiasmo la pertenencia del islote a su territorio. 'Si se mira la canal del caño por el centro, el islote está sin duda en San Fernando', dice Fernando Rodríguez (PA), concejal de Urbanismo de esta ciudad. 'No hay ni un solo chiclanero, de generaciones y generaciones, que no reconozca culturalmente ese islote y ese castillo como suyo propio', apostilla Jiménez Barrios (PSOE).

El concejal de Urbanismo isleño ha trasladado al de Chiclana la propuesta de Defensa. 'No queremos hacer de esto un debate chovinista y pueblerino, lo que queremos evitar es que el castillo se caiga, y para ello proponemos hacer una fundación con los dos ayuntamientos, la Junta y el Ministerio de Medio Ambiente, porque cuando se desafecte será propiedad del Ministerio en aplicación de la Ley de Costas', dice Rodríguez

En Chiclana no se tiene tan claro. 'No nos podemos enterar por la prensa de esa propuesta', puntualiza el alcalde chiclanero, 'y además, Defensa tiene serias dudas sobre la situación y no se atreve a decir dónde está la isla, ya que todos los antecedentes catastrales históricos la fijan en Chiclana. Si Defensa tiene una propuesta, que nos la comunique a nosotros también'.

En lo único en que coinciden las dos partes es en que el Ministerio de Defensa 'ha hecho dejación de sus funciones' y ha permitido que la fortaleza sea hoy un saco de ruinas abandonado.

Un pescador, frente a la isla de Sancti Petri.
Un pescador, frente a la isla de Sancti Petri.JARO MUÑOZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS