Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE inicia el rodaje de una serie sobre la vida de Miguel Hernández

Los dos episodios de 'Viento del pueblo' se estrenarán a finales de año

Una vieja casona del pueblo toledano de Borox, con un pino centenario flanqueando la entrada, se ha convertido en el centro de operaciones de la grabación de una serie rodada en formato cine e inspirada en Miguel Hernández. En Viento del pueblo, el poeta-soldado cuenta su vida personal y literaria, habla de sus amigos, sobre todo de Ramón Sijé, su 'compañero del alma', de sus amores y de sus cambios ideológicos, desde el catolicismo hasta su militancia comunista tras conocer a Pablo Neruda.

Tampoco podían faltar en la serie las referencias a la guerra civil española, que nutrió sus versos. 'Gracias a la magia de la televisión, el espectador se podrá trasladar a la España del 36, de la posguerra, del país vencido que conoció el poeta alicantino', dijo ayer Manuel Cereijo, director del área de ficción de TVE, en una rueda de prensa.

Esta producción de Lotus Films y Altea Films, en colaboración con la Generalitat valenciana, se sumará a otras series rodadas también en formato cine, como Severo Ochoa, La última bandera, con guión de Arturo Peréz Reverte, o El hereje, basada en la novela del mismo título de Miguel Delibes.

En la génesis del proyecto de Viento del pueblo estuvo inmerso durante dos años Rafael Moreno Alba (Los gozos y las sombras, Proceso a Mariana Pineda). Tras su prematura muerte, a los 58 años, en octubre pasado, se hizo con las riendas José Ramón Larraz, responsable de la serie Goya, también para TVE. 'La figura de Miguel Hernández es muy importante, por sus poemas, por su ideología y por ser un hombre idealista, honesto y bondadoso', explicó Larraz. El director, asimismo, señaló que desde el primer momento pensó en Liberto Rabal para interpretar al personaje principal, 'por su capacidad para transmitir los mismos valores que el poeta'.

Liberto Rabal se mostró 'sorprendido' pero 'encantado' con la elección. 'Es un poeta que conozco bien, sobre todo a través de mi abuelo Paco Rabal, que le admira y recita a menudo sus poemas', remarcó. 'He descubierto, leyendo sus obras completas y varias biografías, que Miguel Hernández era una persona más compleja de lo que parece y llena de contradicciones. Al principio de su vida como escritor se relaciona con personas cultas, pero de derechas y muy católicas. Después, la influencia de la guerra civil, en la que luchó al lado de los republicanos, y todo el sufrimiento que vio y experimentó le van cambiando y le convierten en el gran poeta y en el hombre que todos conocemos', añadió.

Silvia Abascal, como esposa del poeta, declaró que su papel como Josefina Manresa es el de 'una mujer realista, fuerte, luchadora, siempre de luto y enamorada de un hombre con el que tuvo una relación corta pero intensa'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 2001