Los socialistas pidieron a Rajoy y Balza que protegiera a sus concejales

Los Gobiernos central y vasco están haciendo un esfuerzo para proteger a los concejales del Partido Socialista de Euskadi (PSE), pero aún resulta insuficiente, según señala la dirección de los socialistas vascos. El atentado terrorista del barrio donostiarra de Martutene contra el concejal socialista de Ordizia Iñaki Dubreuil, el pasado 22 de febrero, marcó el Rubicón de ETA frente a los ediles socialistas, que hasta entonces habían sufrido exclusivamente los ataques de la violencia callejera. No obstante, semanas antes del atentado contra Dubreuil, documentos incautados a algunos comandos etarras certificaban que ya eran objetivos de la banda. Hasta entonces ETA había excluido a los ediles del PSE de sus objetivos terroristas.

Más información

A raíz de ese atentado, la dirección del PSE encargó al ex ministro socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, interlocutor con el Gobierno en materia antiterrorista, que presionase al nuevo ministro del Interior, Mariano Rajoy, para que reforzase las medidas de seguridad de sus concejales con más escoltas y medios técnicos. También hicieron gestiones en el mismo sentido ante la Consejería vasca de Interior.

Los socialistas vascos se quejaban, hace aún quince días, de que el Ministerio del Interior primaba la seguridad de los concejales del PP -que vienen sufriendo atentados de ETA desde 1995- en relación con la de los suyos. Más de la mitad de los concejales socialistas vascos no disponían de escolta en ese momento, cuando ya llevaban años sufriendo los ataques de la violencia callejera.

Valorar el riesgo

Las quejas del PSE se extendían al Gobierno vasco que otorgaba mayores medidas de seguridad -las más avanzadas en cuanto a medios técnicos y los escoltas más experimentados- a dirigentes políticos nacionalistas, miembros del Ejecutivo vasco y de las diputaciones en detrimento de las dotaciones a los cargos socialistas. 'A la hora de medir quiénes necesitan medidas de seguridad, no se está valorando tanto el riesgo potencial objetivo que corre cada cual en Euskadi sino el rango que desempeña, aunque éste sea nacionalista', resumían en su queja los socialistas vascos.

Pérez Rubalcaba señaló ayer que sus gestiones ante Rajoy en las últimos días han dado sus frutos y 'están aumentando las dotaciones en escoltas y medios técnicos' para los socialistas, precisamente en los días anteriores al atentado de ayer. Aunque aún resulta insuficiente, añadió Pérez Rubalcaba, también dijo que la Consejería de Interior ha redoblado sus esfuerzos en los últimos días.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción