BOTAR Y PASAR | NBA | BALONCESTO
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Los Kings del mambo

Distraída por los rumores del regreso de Jordan, que no volverá, la NBA se olvida de que la clave de su éxito sería el retorno al baloncesto bien jugado. O sea, a los Kings de Sacramento, cuyo juego trae a la memoria al organista Billy Preston -el hombre que le dio un cierto toque gospel a los Beatles en Get Back y Don´t let me down-, autor de un hit histórico: That's the way God planned it (Así es como Dios lo planeó)... Pues así es como se planeó el baloncesto, como estos descarados Kings que le dieron un bofetón a los Sixers en Filadelfia (79-100)... Eléctricos, ingeniosos, con espíritu de grupo pero generosos con el talento individual, con pasadores creativos en todas las zonas de la pista -sobre todo desde el poste-, con un contraataque devastador y unos cañoneros de primera: nadie juega mejor... Y alguna influencia yugoslava se aprecia por allá, no sólo por la decisiva presencia de Stojakovic -una estrella total- o de Divac, que ejerce la tutoría sobre el equipo, sino por el espíritu libre que recuerda a los fabulosos Delibasic, Kicanovic, Slavnic, Dalipagic y Cosic... Hay un tercero que también procede del baloncesto europeo y que no merece pasar desapercibido: el turco Hidayet Turkoglu -un todoterreno de 2,05- es un jugadorazo... Turkoglu es rápido, valiente -ataca la canasta como pocos- versátil y además aprende rápido... Por ahora le toca pagar su condición de novato: los árbitros le cargan las personales que comete, las que no comete y las que se inventan ellos, como ocurrió frente a los Magic de Orlando... Otro equipo que viene a toda máquina: los Mavericks de Dallas, que han salido de un largo decenio negro... Hubo un tiempo en que discutieron la supremacía en el Oeste a los Lakers, con gente como Rolando Blackman, Derek Harper, Mark Aguirre y Sam Perkins... Ahora tienen una pinta estupenda, mejor aún tras el fichaje de Juwann Howard, que da puntos -18 por partido- y rebotes -ocho- sin la obligación de sostener al equipo, como le ocurría en Washington... Los Mavericks (43 victorias, 23 derrotas) están empatados con los ruidosos Blazers y presentan el tipo de equilibrio anotador que no es frecuente y les vuelve temibles: Nowitzki (22 puntos), Michael Finley (21), Howard (18) y Steve Nash (16,7)... En Dallas siguen las buenas noticias: es posible la llegada para los play off del pívot chino Zha Wang, un 2,15 que puede venir bien a un equipo sin un pívot dominante....

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS