Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas a Ansuátegui por anular los hermanamientos con poblados saharauis

Los socialistas piden explicaciones a Rajoy

El intergrupo del Parlamento Europeo Paz para el Pueblo Saharaui, formado en 1986 por eurodiputados de todos los partidos políticos y presidido por la parlamentaria socialdemócrata alemana Margot Kessler, criticó ayer la decisión del delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, de anular los hermanamientos de Torrejón de Ardoz, Rivas-Vaciamadrid y Tres Cantos con tres poblados saharauis. Ansuátegui se ha apoyado, para tomar tal decisión, en el hecho de que España no reconoce a la República Árabe Saharaui Democrática como Estado soberano e independiente.

El eurodiputado socialista Carlos Carnero ha sido quien han comunicado a sus colegas del Parlamento Europeo la decisión adoptada por Ansuátegui. Carnero explicó ayer que no entiende por qué se quieren anular unos acuerdos de cooperación con los saharauis cuando España 'participa directamente' en el Programa de Cooperación con el Pueblo Saharaui de la Unión Europea, 'dotado con miles de millones de pesetas'. 'Ansuátegui ha tomado una decisión que ni siquiera se ha planteado ningún país de la UE', señala el eurodiputado socialista.

Carnero comunicó la noticia publicada por EL PAÍS a Margot Kessler, para que ésta traslade a los 'miles' de alcaldes europeos que mantienen hermanamientos con el pueblo saharaui la 'incongruencia' del delegado del Gobierno en Madrid.

En España, la noticia ha sobrepasado el ámbito territorial madrileño y ha llegado hasta el Congreso. Leire Pajín, diputada socialista y responsable de las políticas relacionadas con las organizaciones no gubernamentales y los movimientos sociales del PSOE, ha presentado una pregunta dirigida al ministro del Interior, Mariano Rajoy. En ella, Pajín pide que el ministro se manifieste sobre la decisión de Ansuátegui -a quien calificó de 'legislador reaccionario'- de anular los vínculos con los poblados saharauis.

Leire Pajín añade que el comportamiento del delegado del Gobierno responde al perfil de una persona que no se dedica a 'defender' las libertades de los ciudadanos, sino a 'reprimir' cualquier actuación participativa y de carácter ciudadano. La diputada entiende que los hermanamientos que pretende anular Ansuátegui 'sólo son una fórmula de cooperación con los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, que presentan unas condiciones extremas de vida'.

Por otro lado, Joaquín Jiménez, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Getafe, anunció que el gobierno municipal de esta localidad, integrado por PSOE-IU, seguirá con el hermanamiento que mantiene con la daira (pequeño municipio saharaui) de Jreifia, 'sin permitir imposiciones de ningún tipo'. En términos similares se manifestó el Consejo de la Juventud dependiente de la Comunidad de Madrid, que rechazó la decisión de Ansuátegui.

En cambio, el pleno del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid anulará hoy, tal y como ha ordenado la Delegación del Gobierno, su hermanamiento con la daira de Tichla Auserd. No obstante, el alcalde del municipio, Fausto Fernández (IU), pedirá la reprobacion de Francisco Javier Ansuátegui, según anunció ayer el regidor tras recibir la disposición gubernativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2001