_
_
_
_

Los consejeros de Pujol creen que la Administración catalana funciona peor ahora que en los años ochenta

Los miembros del Gobierno opinan que la cartera de Medio Ambiente es la menos importante

Jordi Matas Dalmases, de 38 años, ha entrevistado en los últimos dos años a 48 de los 55 consejeros que han formado parte de los sucesivos gobiernos de Jordi Pujol. De la encuesta se desprende que uno de cada tres consejeros cree 'excesivo' el protagonismo que Pujol ha tenido dentro del Gobierno y que el malestar llega al 50% entre los consejeros de Unió Democràtica (UDC) (véase EL PAÍS de ayer).

El trabajo muestra también que entre los propios consejeros, y no sólo entre los partidos de la oposición, se ha extendido un cierto desencanto sobre el funcionamiento de la Administración creada por la Generalitat tras la recuperación del autogobierno. El 65% de los consejeros admite sin ambages que en la década de 1980 Cataluña 'perdió la oportunidad de establecer una Administración catalana moderna y diferente'. Este sentimiento es especialmente importante entre los afiliados a UDC (llega hasta el 75%) y entre los independientes (86%).

Más información
Uno de cada tres consejeros catalanes cree 'excesivo' el poder de Pujol en sus gobiernos

Pese a ello, también son mayoría los que piensan que la Administración catalana funciona actualmente peor que en los años ochenta: sólo el 27% considera que la actual estructura funciona mejor, mientras que el 33% sostiene que ha empeorado. El 21% opina que funciona igual y el 18% prefiere no contestar esta pregunta. Los consejeros que han estado activos en ambas décadas se inclinan mayoritariamente por considerar que se ha ido empeorando con el paso de los años.

Otro dato que evidencia la opinión negativa que los consejeros tienen de la propia Administración que dirigen es la respuesta que dan a la pregunta de cuál es el principal obstáculo que encuentran en su actividad cotidiana. El cuestionario no aporta opciones de respuesta y, pese a ello, el 33% escribe que el principal obstáculo que encuentran es la burocracia y la propia estructura de la Administración. Ésta es la respuesta más citada por los consejeros, muy por encima, por ejemplo, de las quejas típicamente nacionalistas, como las dificultades ante la falta de competencias de la Generalitat y la actuación del Gobierno central, que conjuntamente sólo suman el 12%.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Problemas con la prensa

Los colaboradores que Jordi Pujol ha tenido en sus 21 años de gobierno expresan también desazón ante los medios de comunicación. La gran mayoría admite su importancia -el 35% dice que la prensa condiciona 'mucho o bastante' la política que lleva a cabo su departamento-, pero querrían reducirla: el 56% desearía que los medios de comunicación tuvieran menos influencia en la sociedad catalana. Además, el 63% asegura que cuando los medios informan sobre medidas de su departamento, 'muy a menudo' lo hacen 'sin conocimiento de causa'.

El estudio de Matas Dalmases aborda también el valor que tienen los departamentos entre los propios miembros del Gobierno. La cartera menos valorada es la de Medio Ambiente, que actualmente ocupa Felip Puig, aunque si sólo se tiene en cuenta a los militantes de Convergència Democràtica (CDC), el departamento más denostado es el de Justicia, tradicionalmente en manos de Unió. La cartera que consideran más importante es la de Economía, seguida de Presidencia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_