Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zara venderá en Bolsa el 26% de su capital, con un ingreso estimado de 400.000 millones

La empresa familiar gallega ha crecido a velocidad de vértigo en el último lustro. Con una inversión total de 233.773 millones, ha duplicado su número de establecimientos (1.080), triplicado su cifra de negocio y casi multiplicado por cinco sus beneficios. Ahora, Inditex apura sus últimas semanas al margen del control de los inversores bursátiles. 'El mercado es exigente; nos pedirán unos resultados, un comportamiento y una trayectoria', indicó ayer José María Castellano, su consejero delegado, durante la presentación de resultados en una sala abarrotada, señal del fuerte atractivo del fenómeno Zara. Sólo falta comprobar si el modelo de negocio gestado en el municipio coruñés de Arteixo, sede del grupo, funciona en Bolsa.

Inditex, que además de Zara posee cadenas tan populares como Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka y Stradivarius, colocará algo más de 162 millones de acciones (un 26,09% del capital), incluidos los títulos correspondientes a la opción de compra de los bancos que coordinan la operación. No hay estimaciones oficiales, pero se baraja que la empresa se embolsará entre 400.000 y 500.000 millones de pesetas con la operación.'No salimos a Bolsa para captar recursos, sino por una razón de continuidad', aclaró Castellano. El fundador, Amancio Ortega, propietario del 80%, ya no podrá dedicarse a tiempo completo a la empresa como antes 'por razones biológicas y fisiológicas'. Así que Ortega, de 64 años, pasa el relevo al mercado.

Todos los pilares del emporio gallego avanzan a un ritmo 'consistente' de entre el 26% y el 28%. La cifra de negocio creció un 28%, hasta los 435.049 millones, tras la inauguración de otros 158 establecimientos. Por primera vez desde su fundación, en 1975, el grupo vende más en el exterior (un 52% del total), donde tiene tiendas en una veintena de países, que en España. El beneficio neto es ligeramente inferior al pronosticado por el grupo en octubre: un 27% más (43.133 millones), en lugar del 30% previsto.

La de Inditex será una de las grandes salidas a Bolsa europeas del año, pero se produce en un momento delicado para el sector textil. Rivales de la empresa gallega como la estadounidense Gap y la sueca H&M han perdido un 40% de su valor en el último año debido a un crecimiento de las ventas que decepcionó a los inversores. 'Los fabricantes textiles se encuentran entre los más afectados por la moderación del consumo, tanto en Europa como en Estados Unidos', apuntan en Merrill Lynch. Inditex, sin embargo, ha crecido en los últimos cinco años por encima de la media de sus competidoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 2001

Más información

  • La firma textil gallega elevó sus beneficios el 27% el año pasado y alcanzó los 43.000 millones