Una exposición resume en 40 obras la dedicación al paisaje de Eliseo Meifrén

La Fundación Caja Navarra recupera una pintura que no se exhibía desde los años 50

A través de una selección de 40 obras, una exposición antológica recupera en Pamplona el trabajo del pintor catalán Eliseo Meifrén Roig (Barcelona, 1857-1940), una figura esencial en el tratamiento del paisaje en España, relegado en los circuitos de exhibición desde los años 50. Meifrén, muy estimado en su tiempo, ha caído en el olvido fuera de Cataluña en las últimas décadas. La muestra, organizada por la Fundación Caja Navarra, permanecerá abierta al público en el centro de cultura Castillo de Maya hasta el 16 de abril.

La exposición, organizada por el comisario Fernando Francés, realiza un recorrido exhaustivo por todas las etapas creativas del artista, desde sus años de formación y su estancia en París hasta su muerte. Entre estos límites Meifrén realizó un trabajo constante y fecundo, que le llevó a realizar una abundante obra, muy bien aceptada por la burguesía catalana finisecular. Meifrén disfrutó de una clientela fiel y gozó de un gran éxito en vida, al coincidir con los gustos de las clases acomodadas de la Cataluña de su tiempo.

La obras seleccionadas certifican la pasión del artista por la naturaleza y el paisaje, un género que cultivó casi en exclusiva. En menor medida realizó también algunos retratos y cuadros de temática social, en los que también se aprecia el interés de Meifrén por plasmar el paisaje en detrimento de otros aspectos. 'Precisamente, su orientación renovadora consistió, fundamentalmente, en prescindir del asunto para volcarse en valores puramente pictóricos, obviando la representación de figuras y elementos anecdóticos', señalan los promotores de la exposición.

Escuela catalana

La producción de Meifrén siempre se ha presentado en el contexto del paisajismo catalán. Sin embargo, el artista aportó una visión cosmopolita que ha dejado una muestra de los paisajes que le rodearon en los lugares que visitó en todo el mundo, desde París, Buenos Aires y Nueva York a otros lugares de su entorno, como Barcelona, Cadaqués y Sitges. Fue un pintor preocupado por captar en los paisajes las variaciones de luces y atmósferas.

'Su talante viajero le llevó a recorrer medio mundo, exponiendo su trabajo en infinidad de ciudades de Europa y América', prosiguen los organizadores de la muestra. Meifrén participó en exposiciones internacionales por todo el mundo y obtuvo numerosos premios a lo largo de su larga trayectoria profesional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La exposición de Pamplona muestra el célebre cuadro Puerto de Barcelona, con le que Meifrén logró una medalla en el certamen de la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid. En este mismo certamen obtuvo otros galardones en varias convocatorias. En la selección antológica de su obra se muestra su interés en una primera época por las marinas y, posteriormente, por las vistas urbanas y los paisajes rurales.Contemporáneo del realismo y el naturalismo catalán, vivió la gestación del modernismo y la influencia de los impresionistas, pero nunca se adscribió a una tendencia concreta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS