Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento otorgará protección a 370 edificios de la segunda mitad del XX

El nuevo catálogo de inmuebles pretende evitar casos como el de 'La Pagoda'

Para poder ampliar el Catálogo de Elementos Protegidos, el concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, llevará al próximo pleno la 'suspensión de otorgamiento de licencias' de obras que pudieran afectar a los nuevos inmuebles propuestos por el Colegio de Arquitectos. El Plan General de Urbanismo, aprobado en 1997, protegió unos 18.000 elementos, pero dejó importantes lagunas en el terreno de la arquitectura contemporánea.

Ese vacío se puso claramente de manifiesto en julio de 1999, cuando varios vecinos alertaron de que se estaba derribando La Pagoda, de Miguel Fisac, situada junto a la carretera de Barcelona. El edificio, fácilmente reconocible por su forma estrellada, cayó totalmente bajo la piqueta, a pesar de la indignación de arquitectos y urbanistas, que llegaron a concentrarse ante los restos del inmueble -adquirido por una inmobiliaria- para evitar su demolición y pidieron al Ayuntamiento que lo reconstruyera.

Entre los inmuebles que el Consistorio quiere proteger ahora, tanto frente a la piqueta como a obras parciales que podrían desvirtuar su fisonomía, figuran edificios rodeados también de la polémica, pero en este caso durante su construcción, como es la torre de Valencia (1971), situada frente al parque del Retiro, en el cruce de Doctor Esquerdo con O'Donnell.

El edificio, de Javier Carvajal, fue criticado desde varios sectores precisamente por su emplazamiento, ya que rompe la perspectiva de la calle y Puerta de Álcalá, vistas ambas desde la plaza de Cibeles. La polémica cobró tal vigor que Enrique Tierno Galván se comprometió a derribar la torre si alcanzaba la alcaldía de la capital. Pese a lograr el sillón municipal, la elevada suma que suponían las indemnizaciones para realizar esa promesa le hizo desistir después de su intención, según recordaban ayer fuentes socialistas.

Además de la torre de Valencia, el nuevo catálogo incluirá también varios edificios públicos, como el Ministerio de Defensa y el aeroclub de Cuatro Vientos; industriales, como la factoría de Clesa, situada junto al hospital Ramón y Cajal, y el establecimiento de Citroën en la calle del Doctor Esquerdo. Se incluyen también sedes de entidades financieras, como la Caixa y la Unión y El Fénix; hoteles (Alcalá, en el número 66 de la misma calle, y Eurobuilding II). Los locales de ocio están representados por el cine Universal (en la plaza de Manuel Becerra, 27). A esos inmuebles se une la casa de Julio Cano Lasso en la calle de Bailén, un edificio de Castro Fernández Shaw en la calle del Barquillo y varias parroquias y centros religiosos. Destacan entre éstos la iglesia de los dominicos de Miguel Fisac (en la carretera de Burgos), la iglesia de Pan Bendito, la basílica de la Merced y la parroquia de San Francisco Javier.

Sin impuestos

'Sin haberlo visto con detenimiento, estamos de acuerdo con que se protejan los edificios de la arquitectura contemporánea, pero queremos denunciar al tiempo el incumplimiento sistemático del Catálogo de Elementos Protegidos', afirma Matilde Fernández, portavoz adjunta del grupo PSOE-Progresistas.

'Cada vez es más frecuente que asistamos a demoliciones sin licencia, reestructuraciones totales disfrazadas de obra menor, así como a la falta de cumplimiento del deber de conservación de inmuebles', dice Fernández.

La edil prosigue: 'La ordenanza de la inspección técnica de edificios (ITE) privatiza el deber de conservación y esa medida ha puesto de manifiesto el incumplimiento sistemático de la normativa. Sólo un 15% de los 12.000 inmuebles que debían haber pasado la ITE, durante el año 2000, lo ha hecho. Una forma de ayudar al mantenimiento de los edificios sería extender la exención del impuesto sobre bienes inmuebles a todos aquellos catalogados'. Esta exención del IBI afecta ahora sólo a los edificios protegidos que tengan más de 50 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2001