Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa ganó un 10,2% más en 2000 gracias al negocio internacional y a la venta de participaciones

El Grupo Endesa ganó el pasado año 234.272 millones de pesetas, un 10,2% más que en el ejercicio anterior, según informó ayer la compañía a la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV). Tras la cifra de beneficios netos se esconden claves de un ejercicio marcado por el proceso de fusión con Iberdrola, anunciado en octubre de 2000 y frustrado en febrero pasado. Entre esas claves destacan el discreto resultado del negocio estrictamente eléctrico, la importante contribución a los beneficios del área internacional, la elevada cifra de ingresos extraordinarios obtenida por la venta de participaciones empresariales y el impacto de los cambios en el sistema de cobro de las ayudas eléctricas.

Así, Endesa obtuvo un resultado de explotación de 493.449 millones de pesetas, sólo un 2,2% superior al registrado en 1999. El exiguo crecimiento se debió, según la eléctrica, al aumento en los precios de los combustibles y a la modificación del sistema de cobro de las ayudas eléctricas -aprobado por el Gobierno este año, pero contabilizado ya por la compañía-, que han supuesto un impacto negativo en las cuentas de 26.665 millones de pesetas.

Esos factores negativos redujeron el negocio eléctrico de la empresa en España un 14,7% (a 286.507 millones de pesetas), aunque la caída fue compensada con un incremento del resultado de explotación del negocio internacional del 47,4% (hasta 216.793 millones de pesetas). De hecho, el negocio eléctrico internacional aportó al resultado consolidado del grupo 67.497 millones, un 28,8% del total.

También ha contribuido a salvar el ejercicio 2000 en gran medida la venta de participaciones empresariales, que produjeron para la compañía unos resultados extraordinarios de 168.204 millones de pesetas. Las operaciones más jugosas fueron la venta de un 1,4% de Repsol YPF por 63.681 millones de pesetas, con una plusvalía de 18.081 millones; la venta de la participación en Electricidad de Caracas, que sumó plusvalías de otros 9.238 millones de pesetas, y las desinversiones en Aguas Cordillera, Aguas Puerto y Transelec, que generaron unos beneficios netos -después de impuestos y de minoritarios- de 26.468 millones de pesetas.

Además, Endesa anotó como extraordinarios otros 25.744 millones no contabilizados en 1999 'porque existía, en ese momento, algún riesgo para su recuperación o porque su diferimiento respondía de forma más adecuada al criterio de devengo'.

Unión Fenosa

También Unión Fenosa dio a conocer ayer sus resultados. La compañía ganó el pasado año 38.812 millones por lo que la compañía denomina 'actividades recurrentes', frente a los 33.721 millones de 1999, lo que supone un aumento del 15,1% respecto a 1999. No obstante, de la comparación se excluyen las operaciones extraordinarias del ejercicio 1999, como la venta de la partición en Airtel Móvil y la venta del 25% de Unión Fenosa Generación a National Power, que en su momento engordaron la cuenta de beneficios en 64.863 millones.

El pasado año, el resultado consolidado de las actividades ordinarias de la compañía alcanzó los 75.239 millones, un 30,5% más que en el ejercicio anterior. El negocio bruto se situó en 700.276 millones (un 36,6% más). Un aspecto destacado del año fue también el aumento de más del 50% de la plantilla del grupo, de 10.785 a 17.991 personas por la incorporación de eléctricas en Colombia y en la República Dominicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001