Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Testigos y forenses dicen que la mujer descuartizada en Mislata murió asfixiada

Siete testigos declararon ayer en la sección segunda de la Audiencia de Valencia sobre la muerte de Mari Carmen Merino, descuartizada por su marido en 1995 en Mislata. Ernesto, íntimo amigo del acusado, Pedro Nueda; Silvia, novia del procesado por tres semanas, y José, amigo y vecino, coincidieron en que de una u otra forma supieron por él que estranguló a Mari Carmen. Los forenses llamados por la Fiscalía también sostienen que la mujer murió por asfixia.

La defensa de Pedro Nueda, que ejerce el letrado Pedro Bermúdez, vio ayer cómo tomaba fuerza la acusación de que su defendido mató a Mari Carmen. Aunque algunas de las declaraciones, según apuntó Bermúdez, no coinciden con las prestadas hace poco más de un año en el juzgado de instrucción, en esencia tres de los siete testimonios que ayer se escucharon aseguraron haber oído de boca del acusado que asfixió o estranguló a su esposa. Uno de ellos, Ernesto, incluso afirmó que el acusado dijo haberla rematado porque no estaba seguro de que hubiera muerto.

El testimonio de Ernesto fue demoledor para el acusado. Definió a Pedro como una persona de 'hipersensibilidad impresionante'. Según la defensa, en la declaración realizada en el juzgado de instrucción dijo que Pedro le explicó que tuvo una fuerte discusión con Mari Carmen, que la redujo porque ella iba a agredirle y que después se le desplomó. Ayer, la versión fue otra. Ernesto insistió en que Pedro le contó que había matado a Mari Carmen, que la estranguló y que al no estar seguro de su muerte, la remató. Una versión en la que coincidió un amigo de ambos, José, y, en parte, Silvia, una joven que fue novia de Pedro por tres semanas. Sin embargo, dos vecinas que habitan en el piso contiguo al que ocupaban Pedro y Mari Carmen en Mislata relataron lo que oyeron la mañana de los hechos y coincidieron con la explicación de Pedro de que tuvo una fuerte discusión con la víctima.

María José, prima de Mari Carmen, también subió ayer al estrado. En su intervención aseguró que Mari Carmen le contó que su marido la golpeaba y que ella misma había oído de boca del acusado amenazarla diciendo: 'Antes de que seas de otro te mataría'. Francisca Nueda, hermana del acusado, se acogió al derecho a no contestar.

Los peritos encargados de determinar las causas de la muerte de Mari Carmen han trabajado con la declaración de Pedro como base. Los expertos de la Fiscalía sostienen que la muerte pudo producirse por asfixia o estrangulamiento, algo que los peritos de la defensa no pudieron descartar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001