Javier Bardem aceptó encarnar a Reinaldo Arenas porque le dolió su vida

'Antes que anochezca' se estrenará en España el 16 de marzo

Algo de pistoletazo de salida de la carrera hacia los Oscar tuvo la rueda de prensa multitudinaria que ofrecieron Schnabel -que esta vez no vestía el pareo al que nos tiene acostumbrados, sino pantalón, chaqueta y polo oscuros y formales- y Bardem. El director norteamericano, que se estrenó en el cine con Basquiat y ha financiado Antes que anochezca con su actividad principal, la pintura y la escultura, abrió el fuego alabando el estilo del actor español, al que dijo que encuentra 'extraordinariamente humano' y cuya interpretación de Reinaldo Arenas -que fue expulsado de su país por ser homosexual y murió a los 47 años en su exilio neoyorquino- le parece 'la mejor del año'. Después, el cineasta añadió con segundas: 'En Estados Unidos, hay mucha gente que piensa como yo'.

Más información
Javier Bardem y la homosexualidad en Cuba
Javier Bardem y Carmen Maura, los más votados de 'Fotogramas'
El actor Russell Crowe alaba la 'estupenda técnica' de Javier Bardem
Javier Bardem afronta su candidatura al Oscar con distancia y sin pasión
Javier Bardem, primer actor español nominado para el Oscar al mejor intérprete
El cine independiente de EE UU premia a Bardem

El comentario dio pie a los periodistas a interrogar al director y al actor sobre la candidatura al Oscar y sobre cuáles son sus planes para conseguir el máximo apoyo. Schnabel -que mezcló el inglés y un comprensible español en sus intervenciones- explicó que en las próximas semanas, en las que se celebrarán las votaciones, Javier Bardem tendrá que viajar a Estados Unidos para promocionar el filme. 'Javier necesita ahora...', empezó Schnabel, pero Bardem, en plan de broma, acabó la frase por él: '... aprender inglés'. La ocurrencia provocó las risas del auditorio, y la del director, claro está.

Escepticismo

El actor reiteró que afronta la candidatura al premio de la Academia de Hollywood 'con escepticismo'. 'Es gracioso, anecdótico, bonito y hasta un orgullo ser candidato al Oscar, pero oculta lo importante: el resto del cartel, Reinaldo Arenas, la película...', señaló al tiempo que atribuyó a la prensa la enorme resonancia de la candidatura. 'Mentiría', abundó Bardem, 'si dijera que no me interesa. Naturalmente que me puse contento al recibir la noticia. Y sé que sirve para estar en el escaparate. Sin embargo, me preocupa que desplace a la película, a la historia de Reinaldo Arenas'.

Acerca de sus adversarios en los Oscar -Tom Hanks, Rusell Crowe, Ed Harris y Geoffrey Rush-, Bardem dijo: 'No considero justo tener que competir con gente a la que admiro y de la que aprendo'. 'Lo ideal', aventuró, 'sería que todos hubiéramos interpretado a Reinaldo Arenas dirigidos por el mismo cineasta. Entonces, podría compararse nuestro trabajo. Pero, al equiparar a un gladiador con un náufrago y un poeta cubano, ¿quién puede decir cuál es el mejor?'.

Schnabel y Bardem negaron a una que Antes que anochezca -película inspirada en el libro homónimo de Reinaldo Arenas publicado en España por Tusquets- sea un filme políticamente tendencioso al presentar una Cuba represora y a Estados Unidos como el paradigma de la libertad. 'Yo no soy un político, simplemente he hecho una película', lanzó Schnabel.

Bardem confesó haber dudado antes de aceptar participar en el filme precisamente porque no veía claro el enfoque político, pero añadió que le convenció del todo la lectura de la obra de Arenas. 'Al fin y al cabo, la película está basada en su libro', precisó. 'Lo que me ayudó a hacerla', apuntó Bardem, 'fue darme cuenta de que lo que le pasó a Arenas es condenable en Cuba, en España y en Singapur. No se puede meter a un homosexual en la cárcel por el sencillo hecho de serlo'. El actor discrepó asimismo de que la imagen que la cinta ofrece de Norteamérica sea ídilica: 'En mi opinión, Estados Unidos está retratado con muchísimo grano, con oscuridad, no es en absoluto el país de la libertad'.

Antes que anochezca llegará a España el 16 de marzo, nueve días antes de la fiesta de los Oscar.

Javier Bardem y Julian Schnabel, ayer, en Barcelona.
Javier Bardem y Julian Schnabel, ayer, en Barcelona.SILVIA T. COLMENERO
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS