Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Autopistas de información sin atascos

La empresa española Fibernet desarrolla un dispositivo que permite aumentar 64 veces la capacidad de transmisión de la fibra óptica

Fibernet, empresa española de reciente creación, ha desarrollado un multiplexor que aumenta hasta 64 veces la capacidad de transmisión de la fibra óptica. Si un cable óptico permite establecer unos 32.000 canales simultáneos de comunicación, con este aparato se amplía su capacidad hasta el millón de canales. Una tecnología que puede paliar el problema que presentan los llamados cuellos de botella de las redes de telecomunicaciones.

El Dusac 32, como se llama este multiplicador de última generación, está fabricado con tecnología DWDM (dense wavelenght division multiplexwer). Es capaz de transmitir 32 longitudes de onda diferentes bidireccionales a través de una sola fibra o 64 si son unidireccionales. Con ello consigue incrementar otras tantas veces el volumen de transporte de una red de comunicaciones.

La fibra óptica es un cable de sílice del grosor de un cabello humano, a través del cual viajan rayos de luz que pueden transportar enormes cantidades de información -imágenes, sonidos o datos- a la velocidad de la luz. La tecnología DWDM utiliza luces de distintas longitudes de onda de forma simultánea y por una misma línea. Una idea que surgió a principios de los años ochenta y que ha experimentado grandes avances en el último lustro.

Debido a sus ventajas económicas, se prevé que la demanda de multiplexores sea muy elevada. 'Aunque los primeros modelos se están utilizando para la interconexión de centros de cálculo de entidades financieras o para aumentar la capacidad de grandes redes de telecomunicaciones privadas, todo parece indicar que su uso se ampliará a los operadores de telefonía, que deben afrontar en poco tiempo una gran demanda de tráfico con la infraestructura de fibra que tengan disponible', dice José María Marín Pardo, director de Fibernet. Su precio se sitúa entre los 50 y los 150 millones de pesetas, según su complejidad.

Los primeros candidatos a adquirir los conectores son la Administración y las cadenas de televisión por cable, que ofrecen diferentes canales a través de una sola conexión.

Fibernet, fundada en 1998 por el grupo Teldat, es, según asegura Marín, 'la única empresa española del reducido grupo que en el mundo diseña y fabrica multiplexores DWDM de última generación'. Su actividad se centra en el desarrollo y venta de sistemas de alta tecnología para la comunicación por fibra óptica, las llamadas autopistas de la información.

Su plantilla está compuesta por 12 empleados, dedicados exclusivamente a desarrollos tecnológicos. En el diseño y fabricación del Dusac 32 se han invertido 150 millones de pesetas en 1999 y 220 millones en 2000. La firma está trabajando ahora en un nuevo modelo, el Dusac 64, que duplicará la capacidad de su antecesor.

En apenas un año, Fibernet ha instalado diferentes unidades por valor de 700 millones de pesetas. Entre sus clientes destacan los bancos BBVA, BSCH y el Banco de España, así como Renfe. Asimismo, lo han adquirido los bancos mexicanos Bancomer y Probursa, sus primeros clientes extranjeros, para interconectar sus centros de cálculo tras la reciente fusión de ambas entidades.

La empresa prevé duplicar este año su facturación y alcanzar los 1.500 millones de pesetas, de los que un tercio procederá de las ventas en mercados extranjeros. Este año espera duplicar al menos su facturación e incrementar sus ventas en Latinoamérica e introducirse en los países europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de febrero de 2001