Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Acierto

Las protestas de empleados de la EMT por el mal estado de los autobuses y la reducción de plantilla me parecen muy acertadas; y de humor negro, en cambio, la respuesta de la dirección de la EMT, que asegura que eso no afecta a la seguridad.

Son un riesgo para todos (incluidos los peatones y quienes van en otros vehículos) no sólo las deficiencias mecánicas de sus enormes autobuses, sino también una reducida plantilla, lo que provoca en los restantes trabajadores un estado de tensión para cumplir sus horarios.

Porque esto lleva a que algunos conductores, pocos, pero muy peligrosos -y más con vehículos así-, se salten precedencias de paso e incluso semáforos en rojo para llegar a tiempo... de provocar accidentes, hecho que también ciega y descaradamente niega, cada vez que es denunciado en los medios, la patronal. ¿Habrá que esperar a una tragedia con docenas de víctimas para que se tomen las medidas de seguridad necesarias? ¿O tendremos que vérnoslas... en el cementerio? Atentamente le saluda.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001