El futuro centro para cocainómanos estará en una clínica de Ciudad Lineal

La Orden hospitalaria de San Juan de Dios, una entidad religiosa que regenta albergues para indigentes y psiquiátricos, gestionará la primera residencia para cocainómanos que la Agencia regional Antidroga quiere abrir este mes. Así lo aseguró ayer el gerente de este organismo, José Cabrera. La residencia, con 25 plazas, se ubicará en la clínica psiquiátrica Nuestra Señora de la Paz, en López de Hoyos, 259 (Ciudad Lineal), donde ya se atienden adicciones al alcohol y otras drogas.

El concurso público convocado en noviembre por la agencia para la gestión de este centro quedó desierto, y tampoco se presentaron candidatos al sistema de adjudicación directa. De ahí que Cabrera haya decidido llegar a este acuerdo con San Juan de Dios.

Esta residencia atenderá a los adictos a la cocaína que no puedan seguir tratamientos ambulatorios por haber fracasado en ellos reiteradamente, porque su consumo sea tan excesivo que ponga en riesgo su vida o porque necesiten alejarse de un entorno social o familiar adverso. También se tratará a toxicómanos con trastornos mentales graves (la llamada patología dual) y a embarazadas cuyo consumo ponga en riesgo al feto. La agencia dedicará este año 148 millones de pesetas al nuevo centro, llevado por 25 profesionales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción