_
_
_
_

La juez de Marbella celebra un careo entre Gil y Sierra por el 'caso Arias Salgado'

La familia Martínez Higuero, propietaria junto a los Arias Salgado de la mitad indivisa del paraje Puerto Rico, cifró ayer en más de 650 millones de pesetas los daños ocasionados por el regidor marbellí al incumplir un convenio, que originó la interposición de una querella por estafa contra Jesús Gil y Gil en noviembre de 1999.

La titular del Juzgado número 2 de Marbella, Blanca Ester Díaz, que instruye el caso, tiene previsto celebrar hoy un careo entre el mandatario marbellí; el gerente de Urbanismo, Juan Antonio Roca, y el abogado José Luis Sierra, para conocer quién firmó y en concepto de qué el acuerdo para ceder las parcelas a los Martínez Higuero. Este acuerdo fue ratificado por el pleno. Según el documento suscrito con Gil, el Ayuntamiento de Marbella acordó compensar a los cuatro hermanos Martínez Higuero con dos parcelas en La Pepina -con una edificabilidad neta de 6.200 metros cuadrados y capacidad para construir 55 viviendas- a cambio de sus 200.000 metros cuadrados en Puerto Rico Alto. Sin embargo, cuando fueron a escriturarla, comprobaron que pertenecían al empresario José María González de Caldas. La familia lleva seis años reclamando una compensación, según aseguró Daniel Higuero, quien explicó que, mientras Arias Salgado obtuvo suelo urbanizable en zonas de alto valor inmobiliario, ellos nunca recibieron los terrenos asignados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_