El Festival de Prada muestra en el Auditori la huella artística de Pau Casals

Desde hace medio siglo, el Festival de Prada de Conflent (Francia), fundado en 1950 por Pau Casals, mantiene vivo el ideario artístico del violonchelista, director de orquesta y compositor. Los principales solistas del festival y su director artístico, el clarinetista francés Michel Lethiec, se han desplazado a Barcelona para mostrar la huella de Casals y su pasión por la música de cámara en un ciclo de cinco conciertos en el Auditori que se abrió ayer con una velada mozartiana, a cargo de los violinistas Gérard Poulet y Régis Pasquier, el viola Vladímir Mendelssohn, el violonchelista Roland Pidoux y Michel Lethiec. El ciclo, hasta el 31 de marzo, reúne a otros destacados intérpretes: los pianistas Christian Ivaldi, Jean-François Heisser y Jean-François Pennetier, los violinistas Pierre Amoyal, Gil Sharon y Jean-Jacques Kantorow, los violas Bruno Pasquier y Gérard Caussé, el violonchelista Arto Noras y el trompa André Cazalet.

Un monográfico consagrado a Ludwig van Beethoven y dos veladas centradas en el romanticismo centran la programación, que incluye también clásicos del siglo XX como Manuel de Falla, Maurice Ravel, Gabriel Fauré y Krzysztof Penderecki.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS