Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cascos destituye a un jefe del GIF por el atasco en que se vio atrapado

El monumental atasco que se produjo en la mañana del pasado jueves a la salida de Madrid, y en el que se vio implicado el ministro Álvarez Cascos, sigue trayendo consecuencias. A la apertura de un expediente contra FCC y Comsa, las empresas encargadas de los trabajos, se une ahora la destitución de uno de los dos funcionarios encargados de supervisar la obra por parte de la Administración.

El ingeniero del GIF destituido, José Manuel Carbonell, es director de la obra en la zona, aunque el comunicado oficial del ente, adscrito al Ministerio de Fomento, no daba cuenta tampoco de su nombre. El otro funcionario adscrito a esta obra es Mariano Correa, contra el que el ministerio no ha adoptado por ahora ninguna sanción.

Aunque el anuncio de la destitución tuvo lugar a primera hora de la tarde de ayer, la decisión se adoptó, en realidad, poco después de que se produjera el atasco en el que se vio envuelto el ministro en la mañana del jueves, pero no se hizo público hasta ayer, tras haber aparecido en el diario Cinco Días.

El carácter fulminante de la destitución se reconocía implícitamente en la nota: 'Las primeras medidas se adoptaron ayer [por el jueves] y, a la vista de los informes preliminares, el director de obra fue destituido'.

No obstante, ni el GIF ni el Ministerio de Fomento aclararon ayer los motivos que les han llevado a adoptar esta decisión. Según otras fuentes, la causa puede responder a que el funcionario, encargado de supervisar la obra realizada, no se encontraba en la zona durante la noche del miércoles al jueves en la que se realizaron los trabajos que provocaron por la mañana el atasco.

El problema se produjo en el kilómetro 13,800 de la carretera de Valencia, donde se está construyendo un subterráneo para el paso de la línea de AVE Madrid-Barcelona. Las empresas tenían permiso para cortar uno de los dos carriles de salida desde las once de la noche hasta las seis de la mañana, pero incumplieron ese horario y no restablecieron ambos carriles hasta las ocho y cuarto, lo que provocó el atasco.

El ministro, que se dirigía a una inauguración en Albacete, habló desde su coche oficial con el presidente del GIF, Juan Barrón, y con el director general de Carreteras, Antonio Alonso, para requerirles una explicación y la adopción de medidas ejemplares. Ese requerimiento se concretó en la exigencia de un nuevo plan de obra, la apertura de un expediente contra las empresas y la amenaza de fuertes sanciones.

El nuevo plan de obra, donde se deben registrar las incidencias del día a día, fue presentado ayer por las constructoras que reanudaron los trabajos con normalidad. En cuanto al expediente, las empresas no tenían ayer notificación del mismo, aunque advirtieron que presentarán alegaciones.

Al margen de los trabajos del AVE, la Nacional III volvió ayer a vivir otra mañana negra con un atasco en el que se vieron implicados cientos de vehículos entre las 12.37 y las 14.30. El motivo esta vez fue una colisión múltiple ocurrida en el kilómetro 9, en dirección a Valencia, apenas cuatro kilómetros antes de la obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de febrero de 2001

Más información

  • La decisión se adoptó tras conocer los 'informes preliminares'