Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Blesa pide cambios legislativos que faciliten más libertad de las cajas de ahorros

'La legislación debe darnos instrumentos que favorezcan la libertad de las cajas, que tengamos medios para hacer cosas', pidió Miguel Blesa, que llegó a la presidencia de la entidad con el apoyo del PP. Preguntado por cuáles eran esos medios que echaba en falta, Blesa respondió que las entidades de ahorro deberían tener 'mayor facilidad para incrementar sus recursos propios' mediante operaciones de capital.

Tambien añadió que era partidario de desarrollar o reorientar la legislación actual sobre cuotas participativas. 'Para una fusión entre cajas no son necesarias las cuotas participativas, aunque sí serían un buen instrumento para ir creando una alianza entre un grupo de cajas, de forma que una de ellas pueda entrar en la gestión de las otras', explicó.

Blesa, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, se lamentó de las dificultades que tienen las cajas a la hora de comprar grandes bancos. 'Esta operación valdría mucho dinero y, aunque lo podríamos conseguir apelando al mercado, esto nos consumiría muchos recursos propios', explicó.

A preguntas de los periodistas, Blesa negó haber tenido 'conversaciones para comprar Banesto'. Sobre el Banco Zaragozano, aseguró que 'no hay intención de adquirirlo', aunque sí reconoció que estudiarían la compra de alguna red de oficinas 'fuera de Madrid'. 'La caja no renuncia al crecimiento, aunque si fuera a través de fusiones, nos lo pensaríamos mucho, porque este año hemos crecido el balance en dos billones de pesetas, que es el tamaño de alguna caja importante', indicó Blesa.

Con relación a una modificación más amplia del régimen jurídico de las cajas para convertirlas en sociedades anónimas, aspecto que estuvo en discusión hace un tiempo, Blesa aseguró que desconocía la existencia de un proyecto legislativo en este sentido. 'Si existe, debe de estar encerrado en algún cajón de un ministerio o de un grupo parlamentario', señaló.

Blesa no dudó en afirmar que es necesario que se limite al 50% la participación de las administraciones públicas en los órganos de control de las cajas, para que la Comisión Europea no considere que los préstamos concedidos por una entidad de ahorro a una empresa es una ayuda estatal. El presidente de la caja negó que la salida de varias entidades, entre ellas Caja Madrid, del sistema 6000 de cajeros de la CECA haya debilitado a la confederación de las cajas de ahorros: 'Creo que lo ha fortalecido para que actúe como órgano representativo'.

En cuanto a los resultados, destacó que la caja ha doblado el balance y el beneficio bruto en tres años, cuando su objetivo era hacerlo en cinco. Para este año espera crecer a un ritmo del 20% 'si el mercado lo permite', comentó.

El presidente de Caja Madrid destacó el crecimiento de las comisiones, que subieron un 19%, y explicó que la cuenta de resultados no incluía los 36.000 millones de pesetas de plusvalías por la venta del 3% de Telefónica, que la entidad todavía mantiene en cartera.

Los créditos concedidos a clientes en España subieron un 26%, mientras que los depósitos lo hicieron un 12,7%. 'La cuota de mercado en préstamos en toda España ha avanzado hasta el 6,4%, y en pasivo, hasta el 6,5%', comentó el presidente de la entidad.

La entidad realizó 41.000 millones de pesetas en dotaciones, un 274,2% más, aunque todas ellas obligadas por la nueva legislación. Para compensar este crecimiento, redujo las provisiones voluntarias en 33.000 millones de pesetas.

La eficiencia, que mide lo que gasta la entidad en relación con sus ingresos, está situada en el 44,4%, la segunda mejor del sistema financiero.

'Iberia debe salir a Bolsa cuanto antes'

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, abogó por que la colocación de Iberia -en la que la entidad controla el 10% del capital- en Bolsa se realice 'cuanto antes' si lo aconsejan las condiciones del mercado. 'Es importante que se haga ya la salida a Bolsa', remarcó. Según Blesa, en el consejo de la empesa de bandera española se está planteando fijar ya un calendario para convocar la junta que pondría en marcha su salida, si bien precisó que los planes de privatización dependen de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales. En relación con la ruptura de las negociaciones que mantenía Iberia con Air Europa para la integración de ambas, descartó que haya sido a causa de un opinión desfavorable del núcleo estable de accionistas, sino por las valoraciones realizadas de Air Europa, la fórmula para financiar la operación y los problemas de integración de la plantilla. Por otro lado, el presidente de Caja Madrid 'espera y desea' que salga adelante la fusión de Iberdrola y Endesa, compañía en la que la caja participa con un 5,01%. La caída de las acciones de la eléctrica en Bolsa en los últimos meses le ha acarreado a la entidad unas minusvalías de 10.000 millones de pesetas. Blesa se mostró confiado en que el BBVA apoye la fusión y comentó que si finalmente se saliera del capital, 'la caja estaría encantada de convertirse en el socio de referencia', aunque puntualizó: 'Mi impresión es que el BBVA no va a marcharse'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2001

Más información