Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación para pedir la libertad del camionero de Níjar condenado en Tánger

El camionero almeriense Manuel Ferre Felices, condenado en Tánger a ocho años de cárcel por tráfico de drogas, sigue encarcelado en la ciudad marroquí a la espera del juicio de apelación que se celebrará el 30 de enero. Ese mismo día, los almerienses están convocados a una manifestación que partirá de la explanada del puerto de la ciudad a las siete de la tarde. Mari Carmen Ferre, hermana del encarcelado, afirma que el juez marroquí que lleva el caso le ha asegurado que su hermano no es culpable del intento de sacar más de 1.500 kilos de hachís de Marruecos.

La familia del camionero, natural de Níjar, desconfía de la empresa para la que el camionero llevaba un mes trabajando cuando fue encarcelado en Tánger. Las circunstancias que rodean el caso y el hecho de que los jefes de Ferre no den la cara incrementan la incertidumbre de la familia. Mari Carmen Ferre explicó que antes de que su hermano se alejara unas horas del camión para descansar y asearse, un marroquí le pidió las llaves del vehículo. 'El le dijo que no. Pero después habló con su jefe y éste le dijo que le diera las llaves porque era una persona de toda su confianza', explica Mari Carmen. Al final, cuando Manuel Ferre intentó salir hacia España las autoridades de Tánger encontraron la carga de droga en el camión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2001