Renacimiento crea una colección de libros de los autores españoles exiliados

Artículos y ensayos, de Juan Rejano (Puente Genil, Córdoba, 1903-México, 1976) es el primer libro de esta colección. Manuel Aznar Soler, catedrático de Literatura Española de la Universitat Autònoma de Barcelona, se ha encargado de la edición y el estudio introductorio de la obra de Rejano. Aznar Soler integra, junto a Isaac Díaz Pardo, José Esteban, novelista y uno de los grandes estudiosos de la literatura de la II República y el exilio, y Abelardo Linares, impulsor de Renacimiento, el comité editorial de esta colección. En su comité asesor figuran algunos de los expertos y críticos que mejor conocen la literatura del exilio, como Carlos Blanco Aguinaga, Rafael Conte y José Carlos Mainer, entre otros.

Las cuatro primeras entregas de esta colección incluyen, junto al libro de Rejano, Fábula y vida, de Juan Chabás; Poesía completa, de Lorenzo Varela, y En aquella Valencia, de Esteban Salazar Chapela. Aznar Soler hace hincapié en su voluntad de que salgan del olvido muchos escritores valiosos. 'A excepción de los autores más importantes, como Max Aub, Ramón J. Sender o Francisco Ayala, la mayoría de los escritores del exilio son prácticamente desconocidos', afirma el catedrático de Literatura Española.

'Sus obras no se han reeditado. Fueron, además, publicadas en lugares como México, Buenos Aires o La Habana. Encontrarlas en una librería española es muy difícil. El objetivo de la colección es acercar a estos escritores al público para que los conozca esa minoría a la que puedan interesar. Hablo de esa inmensa minoría a la que se refería Juan Ramón Jiménez', indica Aznar Soler.

'Además, muchas de estas obras se han publicado en España de una forma dispersa. Queremos que la colección se convierta en un punto de referencia sobre la literatura del exilio. Para un librero, no es lo mismo que le llegue un libro suelto que unas obras que forman parte de una colección y que, incluso, puede colocar juntas en un lugar de la librería', agrega Aznar Soler.

Los impulsores de esta iniciativa pretenden publicar un promedio de 10 libros al año. La colaboración con las instituciones es fundamental. El libro de Rejano es un buen ejemplo. Artículos y ensayos ha sido editado por Renacimiento en colaboración con la Diputación de Córdoba. Este apoyo se cifra 'en la compra de 500 ejemplares que la Diputación distribuirá por las bibliotecas cordobesas'.

Y es que, en muchos casos, valiosas obras de la literatura del exilio han sido publicadas por instituciones en cuidadas ediciones. Sin embargo, problemas de distribución han hecho que estos libros sean muy difíciles de encontrar. La Biblioteca del Exilio pretende evitar que se repitan situaciones de este tipo.

La nómina de autores elegidos, la edición de cuyas obras está en preparación, es impresionante. Junto a los autores citados, destacan escritores de la talla de José Ramón Arana, César Arconada, Rafael Dieste, José Bergamín, Manuel Chaves Nogales, Corpus Barga, Eduardo Blanco-Amor, Pere Calders, Francisco Giner de los Ríos, Eugenio F. Granell, José Herrera Petere, Josep Carner, Rosa Chacel, Enrique Díez-Canedo, Juan Gil-Albert, Juan Larrea, José María Quiroga Pla, María Zambrano y Eduardo Zamacois, entre otros.

Biblioteca del Exilio confía en publicar a 100 autores. 'No queremos que los textos se publiquen tal cual. Todos irán con introducciones, de manera que cumplan su función divulgativa, pero sin perder el rigor', explica el catedrático de Literatura Española de la Universitat Autònoma de Barcelona. Aznar Soler destaca que la colección tiene también como objetivo recuperar el teatro del exilio. En este sentido, se editará el teatro completo de María Teresa León.

'Lo perdieron todo'

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de enero de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50