33.000 aves pasan el invierno en los parques naturales de Alicante

Los tres parques naturales del sur de la provincia de Alicante acogieron el pasado invierno a 33.124 aves acuáticas, de las cuales 21.276 se contabilizaron en El Hondo de Elche-Crevillente, 10.590 en las Salinas de Santa Pola y 1.258 en Las Lagunas de la Mata-Torrevieja. Según un informe elaborado por la Conselleria de Medio Ambiente con motivo del cierre del balance ornitológico que realiza anualmente, los parques naturales del sur de la provincia alicantina se están convirtiendo en los últimos años en una de las mejoras reservas de aves de Europa.

Así, El Hondo alberga a anátidas invernantes, entre las que sobresalen el pato cuchara, la cerceta común y el porrón común. Dentro de este grupo, figura la presencia de 1.506 ejemplares demalvasía cabeciblanca, que representan la mayor cifra de invernantes de cualquier humedal europeo en la historia.

También habita en este enclave la cerceta pardilla, otra especie de anátida catalogada en peligro de extinción, cuya población invernal se ha incrementado. Otro grupo muy abundante son las ardeidas, como la garcilla bueyera, que ha experimentado un fuerte crecimiento, la Garza real y la Garceta común. Durante la época de nidificación resalta la aparición de la malvasía cabeciblanca, con un crecimiento en el número de parejas reproductoras y de ejemplares, un total de 4.035, cifra que representa el noventa por ciento de la población europea. Además, la cerceta pardilla ha aumentado en un veinte por ciento el número de parejas.

Flamencos en Santa Pola

El ave que más destaca en el parque natural de Santa Pola durante la época invernal es el flamenco, que concentra la mayor población de esta especie en los humedales del sur de Alicante. Respecto a las anátidas, aunque no es un grupo especialmente importante en esta zona por sus condiciones naturales, están la población de pato colorado y la de tarro blanco, especie protegida. Otra ave muy característica de este parque, con poblaciones invernantes en aumento, son las limícolas, especialmente, la avoceta, la cigüeñuela, la aguja colinegra y el correlimos común, que abundan en zonas de poca profundidad.

Dentro de las gaviotas, las más abundantes son la patiamarilla y la reidora, aunque por su importancia destaca la Audouini, con seis ejemplares. Como ocurre en otros enclaves, la focha común es la especie que ha registrado una mayor población este invierno. En cuanto a la nidificación, la mayor colonia la ha constituido la garcilla bueyera, con 800 parejas, así como el martinete. Por la proximidad a la costa, las gaviotas y afines presentan colonias numerosas, entra las que sobresalen las de charrán común, charrancito, gaviota reidora y gaviota picofina, especie menos abundante.

En Las Lagunas de la Mata-Torrevieja, las aves más abundantes en invierno son las gaviotas, principalmente la audouin, de la que han invernado 240 ejemplares, así como la sombría, la reidora y la patiamarilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de enero de 2001.