Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martínez triplica las sanciones contra el ruido de los vehículos

La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz aprobó ayer la modificación de las ordenanzas municipales sobre la contaminación acústica producida por los vehículos a motor. La sanciones para ciclomotores, turismos y furgonetas se disparan, en algunos casos, hasta triplicar el precio actual de la multa. El límite del ruido permitido está establecido en 78 decibelios.

Las infracciones leves para ciclomotores pasan de 10.000 pesetas a 25.000; las graves, de 20.000 a 50.000; y las muy graves se elevan desde las 40.000 a las 75.000 pesetas. En el caso de los turismos, las mínimas se sitúan en 50.000, y las de mayor gravedad alcanzan las 100.000 pesetas. Se prevé que la reincidencia actúe como agravante y la falta de intencionalidad, como atenuante. 'Después de muchas campañas para intentar concienciar a los usuarios de ciclomotores, y por otros caminos, vamos a ver si por este tenemos una mayor eficacia en las actuaciones', dijo ayer la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez. Las nuevas ordenanzas quedan expuestas al público hasta que el pleno las apruebe definitivamente. El Ayuntamiento también ha decidido recientemente reducir de 50 kilómetros por hora a 40, la velocidad máxima permitida para todos los vehículos en el casco histórico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 2001