Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex delegado de la Zona Franca se querella contra tres dirigentes del PP

El ex delegado del PSOE en la Zona Franca de Cádiz Daniel Vázquez presentó ayer en los juzgados de Cádiz una querella criminal por calumnias contra los tres dirigentes del PP que la semana pasada afirmaron en una rueda de prensa que entre 1982 y 1996 'el entonces delegado especial del Estado y directivos vinculados al PSOE' percibieron 'sobresueldos en dinero negro' por valor de 60 millones de pesetas. Los dirigentes populares no llegaron a precisar a cuál de los dos delegados socialistas se referían. Vázquez, que hoy es delegado de Hacienda de la Junta, dirigió el organismo fiscal entre 1994 y 1996. Su antecesor, Juvencio Maeztu, falleció hace seis años.

En la querella, Vázquez acusa de calumniadores a la presidenta provincial del PP, María José García Pelayo; a Jorge Moreno, concejal de la Presidencia del Ayuntamiento de Cádiz; y a Manuel Rodríguez de Castro, delegado especial del Estado en la Zona Franca, cuya dimisión han solicitado ya el PSOE e IU tras conocerse los gastos de protoloco, viajes, almuerzos y regalos que ha efectuado durante los últimos cuatro años a cargo del organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y tras certificar el gobierno que es alto cargo y comprobarse que podría estar afectado por la Ley de Incompatibilidades. La querella alude a las informaciones publicadas en los medios de comunicación el pasado jueves 11 de enero, un día después de la comparecencia de los responsables populares.

El PP ha considerado las informaciones publicadas 'un burdo intento de taparle la boca' a De Castro, quien, supuestamente, está practicando 'desde hace tiempo' una investigación interna sobre las posibles irregularidades cometidas en la etapa socialista.

Tanto Rodríguez de Castro como Teófila Martínez, que preside el consorcio fiscal en su calidad de alcaldesa de Cádiz, ya denunciaron posibles anomalías en la gestión socialista hace cuatro años, meses después del nombramiento del actual delegado especial del Estado. Entonces no llegaron ni a concretarlas ni a presentarlas ante el fiscal, a lo que le invitaba el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2001