Dos jóvenes hermanos ecuatorianos mueren nada más meterse en una laguna de Arganda

Ambos inmigrantes, que trabajaban en una panificadora, habían bebido varias cervezas

La laguna del Tío Miseria se cobró ayer la vida de dos hermanos ecuatorianos que trabajaban en el polígono industrial de Arganda del Rey. Armando, de 23 años, y Francisco René, de 25 años, celebraban la llegada del fin de semana junto con dos compatriotas y un ciudadano marroquí, todos compañeros de trabajo. El lugar se encuentra entre Arganda y San Martín de la Vega y forma parte de un grupo de lagunas llamado de Las Madres.

Los cinco trabajaban por la noche en una empresa de distribución de pan y bollería de Arganda del Rey. Al finalizar la jornada laboral del pasado viernes decidieron celebrar la llegada del fin de semana y salieron a tomar unas copas. Más tarde pensaron ir al río porque hacía una mañana agradable y, después de parar en una gasolinera de la carretera de San Martín de la Vega, donde compraron cuatro o cinco cervezas, continuaron en coche hasta la laguna, según explica uno de los implicados.

Más información
Dos ecuatorianos mueren ahogados en una laguna

Una vez llegaron a la laguna aparcaron el coche, un Renault 19 de color azul. Mientras uno de los integrantes del grupo dormitaba en el interior del automóvil, los otros cuatro jóvenes seguían con la juerga en el borde de la laguna. Era una mañana agradable, brillaba el sol y no hacía frío. Mientras estaban hablando, Francico René bajó hacia la laguna, sin que sus compañeros sepan la razón concreta que le impulsó a tomar un baño en una zona no adecuada para ello, en pleno enero y completamente vestido. Incluso pensaron que se trataba de una broma.

Sin respuesta

Según las declaraciones de los amigos de Francisco René, empezaron a llamarle intentando disuadirle de que se metiera al agua, al considerar que podría ser peligroso. Los tres que quedaron arriba le gritaron que subiera, que no se arriesgara más, pero él siguió introduciéndose en el agua. Al no escuchar ninguna respuesta de Francisco René, su hermano Armando salió tras él e intentó sacarle del agua, sin éxito.

Los dos hermanos quedaron atrapados en la laguna y, a pesar de los esfuerzos de sus amigos por auxiliarles, no consiguieron arrancarles de la laguna. 'Parecía que estaban atrapados por el lodo o por algo en el fondo', comentó uno de ellos, ya que, a pesar de emplear todas sus fuerzas y meterse hasta la cintura en las frías aguas, fue imposible tirar de ellos y evitar que se hundieran.

Los testigos indican que los dos hermanos perdieron la consciencia nada más entrar en el agua, como si hubieran sufrido un corte de digestión. Las bajas temperatura del agua en estas fechas pudieron contribuir a una muerte más rápida. Además, el borde de tierra que rodea la laguna está inclinado, por lo que el acceso resulta dificultoso.

Los otros inmigrantes alertaron por su teléfono móvil al servicio de emergencias 112, que recibió la llamada a las 11.45. Un pescador que se encontraba en las inmediaciones también colaboró con ellos e intentó prestarles ayuda, aunque finalmente tuvieron que desistir al no poder sacar los cuerpos..

En el lugar de los hechos se personaron los bomberos de la Comunidad, la policía local y la Guardia Civil. Los bomberos consiguieron rescatar uno de los cadáveres a las 11.55, y cinco minutos más tarde, el segundo. Los cuerpos vestidos de los dos jóvenes se hallaban cerca de la orilla de la laguna entre los cañizos. No fue necesario, por tanto, que intervinieran los buceadores de los bomberos. Para su rescate, utilizaron una lancha neumática zodiac y unos garfios de arrastre de cuatro metros de longitud.

Los tres acompañantes de los dos fallecidos prestaron declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Arganda. Posteriormente se trasladaron a sus domicilios de San Martín de la Vega.

Los cadáveres de los dos ecuatorianos se hallaban ayer tarde en el tanatorio de Arganda del Rey. Según su compañero de trabajo de nacionalidad marroquí, que llegó a España hace cinco años, el fallecido Armando llevaba dos meses en España, mientras que su hermano Francisco René, de 25, había llegado hace sólo dos semanas y también había conseguido trabajo en la misma empresa. Armando pensaba volver a Ecuador para pasar las vacaciones, ya que parece que la mayor parte de su familia seguía allí. Aquí sólo tenían una hermana. Y, según declaraciones de uno de sus compañeros, Armando tenía una hija, de la que le había enseñado una foto hace unos días.

Las Madres

La laguna del Tío Miseria forma parte del conjunto lacustre de Las Madres, nombre que recibe en honor de las Madres de la Plaza de Mayo argentinas. Los lagos están situados entre Arganda del Rey y San Martín de la Vega, en un entorno natural incluido en el Parque Regional del Sureste, a unos 22 kilómetros de Madrid. La gestión del complejo corre a cargo del Ayuntamiento de Arganda, que lo ha subcontratado a una cooperativa de mujeres.

En la zona abundaban las graveras, que dejaron grandes huecos en el terreno. En la década de los ochenta, el Ayuntamiento de Arganda y la Comunidad las recuperaron para el uso público. El conjunto está formado por tres lagunas, dos de ellas abiertas al público, que puede acceder a las instalaciones por 100 pesetas.

El parque cuenta con restaurante, embarcadero, senda ecológica, picadero y merenderos. Una de las lagunas tiene una playa artificial acondicionada para que los ciudadanos disfruten del baño. La tercera laguna se destina al estudio de la flora y fauna.

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS