Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

El etarra Iragi, condenado a 30 meses por amenazas a un juez y a un fiscal

En el juicio contra Iragi, el fiscal rebajó la petición inicial de cuatro años de cárcel a dos años y ocho meses, al retirar la acusación por las supuestas amenazas que vertió contra la secretaria del Juzgado Central de Instrucción número uno. Según el fiscal, el 31 de octubre, el juez Ruiz Polanco tomó declaración a Iragi por el asesinato del concejal del PP de Málaga José María Martín Carpena, y en su despacho el acusado le dijo al juez que cuando fuese al funeral por el magistrado José Francisco Querol, que acababa de ser asesinado por ETA, contase a sus compañeros que el próximo podía ser el propio Ruiz Polanco.

El magistrado, que no oyó las palabras, ordenó comparecer de nuevo a Iragi, quien le aclaró que no tenía ningún problema en reconocer lo que había dicho y repetirlo ante el magistrado porque era un objetivo de ETA. Al oír estas palabras, Ruiz Polanco se dirigió a Iragi y, según el fiscal, le dijo: 'Si no fuese juez y usted no estuviera esposado y con un brazo herido, le pegaba dos hostias'. Por estas declaraciones la Sala de Gobierno de la Audiencia ha abierto diligencias al magistrado.

Según manifestó el presunto terrorista en la vista, 'es un dato objetivo, un hecho constatable' que los jueces son objetivo de ETA, 'treinta años lo constatan' y 'yo lo constato como persona'. Iragi reconoció que 'es verdad' que le preguntó al juez si era consciente de su responsabilidad en el conflicto de Euskadi, e interrogado sobre si le dijo al juez que podía ser el siguiente objetivo de la banda, Iragi señaló que 'en ningún momento' personalizó esas amenazas.

Preguntado por el fiscal si extendió sus amenazas a su compañero Jesús Alonso, el acusado respondió: 'Ustedes tienen las declaraciones'. 'Las palabras no son más interpretables de lo que se quieran interpretar', continuó, y sobre si amenazó también a la secretaria judicial, se limitó a responder 'patético'.

Iragi fue detenido el pasado mes de octubre en Sevilla tras participar supuestamente en el asesinato del teniente coronel médico Antonio Muñoz Cariñanos y se le relaciona con más acciones del comando Andalucía.

Por otra parte, el juzgado de lo Penal número 2 de San Sebastián ha absuelto al ex dirigente de KAS y ex juntero de EH en Guipúzcoa Xabier Alegría de un delito de amenazas contra los representantes del PP en las Juntas Generales de esa provincia, por el que el fiscal le pedía 18 meses de prisión. La sentencia destaca que aunque la conducta de Alegría 'cercenó significativamente' la libertad de los junteros populares, no queda probado que instara a ETA para que atentase contra la vida de éstos.

Alegría, que ingresó en prisión el pasado septiembre tras la operación contra el entramado ETA-Ekin, fue acusado de entregar a los junteros del PP un folio con la frase 'el que la hace la paga' durante un pleno celebrado el 10 de diciembre de 1997.

El juzgado basa su fallo en la jurisprudencia del Supremo, que sostiene que para la comisión de un delito de amenazas es necesario que quede probado 'el efectivo control del sujeto sobre la realización del mal'. En este sentido, precisa que para que se dé ese 'control' es necesaria una 'cumplida prueba' de que el acusado 'ordenó o instigó el mal cuya realización futura se anuncia', extremo que, según la sentencia, no ha quedado probado porque no se ha podido acreditar que Alegría pidiera o animara a ETA a atentar contra los junteros del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de enero de 2001

Más información

  • Absuelto un ex dirigente de KAS de amenazas a junteros del PP