Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

El Gobierno elabora un decreto para controlar el Foro de la Inmigración y evitar sus críticas

Los miembros de la institución han sido convocados hoy a una reunión en la sede de la Delegación del Gobierno para la Extranjería, dependiente del Ministerio del Interior, con el fin de mostrarles el nuevo texto. A pesar de que aún les resta año y medio para ser relevados, el Ejecutivo parece tener prisa en deshacerse de ellos. En su disposición adicional primera, el proyecto anuncia su relevo con esta frase: 'El [nuevo] Foro para la Integración Social de los Inmigrantes se constituirá dentro del plazo máximo de dos meses a contar desde la entrada en vigor de este real decreto'.

En la actualidad el organismo está integrado por un presidente, nombrado por el Gobierno, y 30 vocales, distribuidos de la siguiente forma: 10 en representación de las Administraciones públicas y 20 en representación de las asociaciones de inmigrantes. De los primeros, tres han sido nombrados por los Ministerios de Educación y Ciencia, Cultura y Asuntos Sociales, otros tres representan a las comunidades autónomas y tres más a los ayuntamientos. Además, el director general de Migraciones actúa como secretario. En cuanto a los 20 vocales de los extranjeros, ocho son miembros de las asociaciones de inmigrantes y refugiados; nueve, de las ONG; dos, de los sindicatos más representativos (UGT y CCOO), y uno, de los empresarios (CEOE). Es decir, que el Gobierno tiene cinco votos (el presidente, los tres representantes de los ministerios y el secretario) sobre un total de 31.

Si el Ejecutivo lleva a la práctica su borrador de real decreto se invertirá esta correlación de fuerzas. Habrá un presidente, que nombra el ministro del Interior, un secretario y 20 vocales, distribuidos así: 10 del Gobierno, cinco de las asociaciones de inmigrantes y refugiados y otros cinco de las ONG, los sindicatos y los empresarios. Con los votos de sus 10 representantes más el del presidente, el Ejecutivo tendría asegurada la mayoría absoluta. Por si esto no fuera suficiente, las asociaciones independientes (ONG y agrupaciones de inmigrantes), que hasta ahora accedían al organismo tras una elección interna, así como los sindicatos y las organizaciones empresariales, serán designadas por el ministro del Interior, a propuesta del delegado del Gobierno para la Inmigración. Las comunidades autónomas y los ayuntamientos serán eliminados.

Los representantes del Gobierno serán nombrados por los Ministerios de Asuntos Exteriores, Justicia, Hacienda, Interior, Educación, Cultura y Deporte, Trabajo y Asuntos Sociales, Presidencia, Administraciones Públicas, Sanidad y Consumo y Economía. Según el borrador del real decreto, los vocales de las asociaciones independientes serán designados por el ministro del Interior mediante convocatoria pública y en base a sus fines estatutarios, su 'representatividad en relación al número de inmigrantes en España', su implantación territorial, su 'experiencia y trayectoria' en los tres años anteriores y su 'estructura y capacidad de gestión'.

El Foro fue creado por el Gobierno socialista, el 12 de abril de 1995, por recomendación del Defensor del Pueblo y del Parlamento Europeo. Su finalidad es el seguimiento de las necesidades reales de los inmigrantes. También sirve de punto de encuentro entre la Administración y las ONG que trabajan en este sector. Según establece el artículo primero del real decreto por el que se fundó, sólo atañe a los inmigrantes 'legalmente establecidos' y su finalidad es 'promover la participación e integración social de éstos en la sociedad española'.

En los últimos tiempos este organismo ha emitido dictámenes muy críticos con la nueva Ley de Extranjería por 'vulnerar derechos fundamentales' y con el Programa de Regulación y Coordinación de la Extranjería.

Un organismo incómodo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 2001

Más información