La marcha de Cobra de Commerzbank posibilita una fusión

El Commerzbank, el cuarto banco alemán, tendrá más capacidad de maniobra en el futuro después de que el grupo inversor Cobra redujera su participación en la entidad del 16,5 al 9,98%, según fuentes del sector. Cobra, que llegó a tener una participación del 19% en el Commerzbank, ya no está en condiciones de bloquear una reunión de la junta del banco después de que las autoridades alemanas de supervisión bancaria le prohibieran ejercer su derecho de veto.

Ante el temor de que Cobra pasara a controlar el Commerzbank, su presidente, Martin Kohlhaussen, estableció en el 2000 contactos con su competidor Dresdner Bank para una fusión que evitara la pérdida de independencia de aquel banco. Tras el fracaso de esta alianza, Commerzbank invitó a doblar su participación hasta el 10% a la aseguradora italiana Generali y al español Banco Santander Central Hispano (BSCH), respectivamente. Sin embargo, sólo Generali amplió su cuota, mientras el BSCH no logró un acuerdo por diferencias sobre la valoración de su filial germana CC-Bank.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de enero de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50