El Tribunal de la Competencia pone condiciones a la fusión de Endesa e Iberdrola

El Tribunal de Defensa de la Competencia, tras largas deliberaciones, adoptó ayer una decisión final sobre el proyecto de fusión entre Endesa e Iberdrola. Aunque la redacción final no se realizará hasta hoy, el dictamen del TDC declara procedente desde el punto de vista de la competencia la operación, aunque subordinando la aprobación al cumplimiento por parte de las dos eléctricas de condiciones con el fin de asegurar el 'restablecimiento de una competencia efectiva', informaron fuentes cercanas al Tribunal.

Entre esas exigencias se encuentra la de que el grupo resultante de la fusión no tenga en ningún caso el 50% de ninguno los mercados de la actividad eléctrica: generación, transporte, distribución y comercialización.

Para adoptar su decisión, el TDC ha sopesado en especial la 'doctrina' del expediente sobre la fusión que pretendían Unión Fenosa e Hidrocantábrico, que dictaminó desfavorablemente en mayo pasado.

No obstante, el TDC considera que en aquella operación se reducían el número de agentes que operaban en el mercado, mientras que la fusión Endesa-Iberdrola no implica esa merma, puesto que incluye la introducción de tres nuevas empresas tanto en el mercado de la producción como en el de la distribución. El TDC ha tenido en cuenta también algunas de las peticiones recogidas en las alegaciones presentadas entre otros por Repsol, Unión Fenosa, Hidrocantábrico, Unesa, Enron y asociaciones de consumidores. Repsol, por ejemplo, pedía que se advierta al Gobierno de la 'ilegalidad' de aprobar la fusión. Cuestiones que puede tener en cuenta el Gobierno cuando decida sobre la fusión para lo que, según fuentes conocedoras del proceso, 'tendrá una horquilla suficientemente razonable'. El Gobierno puede adoptar una decisión ajena a la propuesta del TDC, como ocurrió por ejemplo en el caso de Mahou y San Miguel, en el que decidió imponer la venta de muchos activos para aprobar la fusión sin que se lo propusiera el tribunal. Unas condiciones muy duras podrían provocar que las empresas renunciasen a la fusión.

El pleno del Tribunal volverá a reunirse hoy para dar la redacción definitiva al dictamen, que le entregarán al ministro de Economía, Rodrigo Rato, antes de las 24 horas cumpliendo el plazo legal de dos meses desde que les fue remitido por el Servicio de Defensa de la Competencia. A partir de hoy, Economía tiene un mes de plazo para entregar su propuesta al Consejo de Ministros y que éste tome una decisión definitiva.

De acuerdo al Real Decreto 1080 de 1992, que regula el procedimiento que deben seguir los órganos de Competencia en concentraciones económicas, el dictamen del tribunal es secreto hasta que el Gobierno decida. El TDC sólo debe comunicar a Endesa e Iberdrola la fecha de remisión al Gobierno del informe, pero no el dictamen en sí. 'No se trasladará ni se pondrá de manifiesto a los notificantes ni a ningún otro interesado el informe del Tribunal', dice el artículo 14 del decreto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de enero de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50