Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aviador Dro sale del letargo musical con 'Mecanisburgo', un producto multimedia

El festival Actual celebra una noche 'techno' con el concierto 'Máquinas con corazón'

Aviador Dro presentó en Actual 2001 los temas que configuran Mecanisburgo. Así se llamará su nuevo disco, que llega de la mano de los últimos adelantos tecnológicos. Se trata de un trabajo multimedia compuesto por un doble CD (Audio y Rom) en el que los dinosaurios del techno en España presentan Mecanisburgo, la ciudad donde les gustaría vivir, 'un homenaje a los padres de la ciencia-ficción: Orson Welles, Arthur C. Clarke o Isaac Asimov', como explicó el locuaz Carballar.

Los seguidores de Aviador Dro (que han dado el empujón definitivo con su decidido apoyo en Internet para que la banda vuelva a trabajar) podrán proponer su alter ego y ser ciudadanos de esta propuesta interactiva para visitar el Museo del Tiempo Julio Verne.

'Nuestra propuesta está en bailar con los pies, pero también con la cabeza', aseguró Carballar, reserva espiritual de los seguidores del techno con más solera de nuestro país. La filosofía que resume la forma de concebir la música que se hace con las máquinas con corazón la resumió el cantante de Aviador Dro: 'Entre la Biblia y la Play-station, me quedo con la Play-station. Prefiero 2.000 años más de tecnología que 2.000 de oscurantismo'.

'Techno' y guitarra

La noche electrónica del pasado viernes, la más floja en cuanto a asistencia de público, sirvió también para que John Landis Fans demostrasen que 'lo que se hace con el corazón, da igual que sea con máquinas o con guitarras españolas, suena bien'. El grupo zaragozano, fiel a esa máxima, se ha convertido en referencia obligada a la hora de hablar de techno. 'Siempre hemos hecho lo que hemos querido y por la cara', aseguró Flappi para justificar su concepción de la música que crea John Landis Fans.

Bra y Dj Cosmos completaron la oferta musical que puso a los maquineros más tranquilos al borde del infarto. Los más trasnochadores pudieron disfrutar de la mallorquina Cuca Moreno y su último proyecto, H@da Química, un concepto global de espectáculo que trata de unir música, letra y escenografía. Por su parte, también el viernes se cerró el ciclo La palabra feroz, que ha servido para confirmar la recuperación de un género que corría peligro de desaparición con la llegada de las nuevas tecnologías: la comunicación oral.

Josemari Carrere fue el encargado de aleccionar a todos los presentes con su montaje Vivir del cuento, una buena opción.

La jornada de ayer en el escenario de culturas contemporáneas Actual 2001 también tuvo su espacio para el jazz. Caco Santolaya Cuarteto fueron los encargados de poner calidad y buen gusto en el salón del Círculo Logroñés. Para la jornada que cierra la edición de este año, los organizadores han programado dos fiestas muy dispares. Por un lado, las calles de Logroño servirán como escenario para que la compañía francesa Transe Express ponga en marcha su espectáculo Mobile Homme. Atracción aérea de gran formato que conjuga performance, arte plástico y música, y que se ha convertido en una de las apuestas más firmes del Actual 2001. La carpa cerrará esta noche sus puertas tras el Laboratorio de Circo. Se trata de un espectáculo especialmente creado para el Actual 2001, que intentará hacer olvidar la ausencia del provocador Leo Bassi. Los sonidos de Mau Mau, llegados del piamonte italiano, y la formación rumbero-circense Rumbaquetumba, amenizarán la última sesión del Actual 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de enero de 2001