Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedraza reúne sus inquietudes en los cuentos crueles de 'Arcano trece'

La autora rehace los mitos del género fantástico en su última obra

La fantasía gótica y barroca, la fantasía contemporánea de la cotidianidad, el humor negro y sobre todo la muerte impregnan los trece relatos del libro titulado significativamente Arcano trece, en referencia a la carta del tarot que representa la muerte y al número de 'cuentos crueles' de esta la última obra de la escritora afincada en Valencia Pilar Pedraza. En él se reúnen las inquietudes literarias que han convertido a esta profesora de cine en la Universidad de Valencia en una autora de culto.

Etiqueta que la ex consejera de Cultura no rechaza si con ello se describe una realidad: su público es especial, minoritario y culto, como corresponde al perfil del aficionado español al género fantástico que no goza en estas tierras del mismo predicamento y prestigio académico que en otras latitudes literarias. 'En España hay una cultura sesgada, no hay una tradición literaria tan pluralista y amplia como la francesa, por ejemplo', señala la autora, al tiempo que apunta su desinterés por escribir best-sellers.

El vampiro, la venta del alma al diablo, la mujer pantera, la aprendiza de bruja... Pedraza reelabora los principales mitos del género para ajustarlos a su personal visión simbólica en donde el humor juega un papel primordial. No en vano, Arcano trece está convenientemente subtitulado por el sintagma cuentos crueles debido a que introducen 'un punto de comicidad y complicidad con el lector' del que carece la tradición de 'los cuentos siniestros', explica la escritora de Piel de sátiro a modo de orientación del lector.

La mayoría de los relatos del libro han sido publicados, aunque muchos de ellos en revistas especializadas de literatura, por lo que no han podido llegar al gran público. Muchos han sido reelaborados y uno es inédito, Mater tenebrarum, que abre la obra editada por Valdemar. Pedraza muestra su satisfacción por cuanto, por primera vez, esta editorial donde suele publicar, ha incluido su recopilación de cuentos en la colección de clásicos de la literatura fantástica, y no en la destinada a autores españoles, como hasta ahora. Un reconocimiento a una labor literaria cultivada desde la periferia que supone escribir en Valencia, fuera de los dos núcleos de la industria editorial española, Madrid y Barcelona.

Pedraza no niega que 'estar en Madrid' le proporcionaría mayor difusión y promoción de su obra, pero no se siente especialmente tentada a marcharse. Dice que le gusta no depender de la literatura para vivir y sostiene que de esta manera hace literatura 'sin agobios'.

Profesora de cine en la Universidad de Valencia, Pedraza asegura que muchos de los lectores de sus novelas son los mismos que los de sus libros en los ha que analizado la filmografía de realizadores como Fritz Lang, Federico Fellini o C. Th. Dreyer. Ahora, se siente especialmente interesada por uno de los cineastas que ha sacudido el panorama cinematográfico, el danés Lars von Trier. No le atraen sus primeras películas o la aclamada Rompiendo las olas, donde, a su juicio, la sombra de creadores como Dreyer y otros realizadores daneses es demasiado alargada, hasta el punto de caer en la copia; sino sus filmes últimos, como Los idiotas o Bailar en la oscuridad, en los que demuestra que 'es uno de los pocos realizadores con un mundo propio y una estética propia'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de enero de 2001