_
_
_
_
_

Sigue la polémica en el París-Dakar

Los participantes españoles en la 23ª edición del Rally París-Dakar dieron ayer sus primeros pasos en la carrera con la salida simbólica desde Barcelona, que se vio alterada por las quejas de un grupo de manifestantes pro saharauis, cercano al centenar, que en sus pancartas y gritos manifestaban el rechazo a la presencia del Rally en el territorio del Sáhara Occidental. Recientemente el Frente Polisario amenazó con atacar a los corredores. "Nosotros tenemos que confiar en que no habrá problemas. Es lo que nos dicen los organizadores de la carrera", explica Arcarons, el más veterano de los aventureros españoles. A pesar de manifestaciones como la de ayer, en la salida simbólica desde Barcelona y de las amenazas del Frente Polisario, la organización mantiene sin cambios el recorrido por tierras del Sáhara, en la séptima etapa de la carrera que se disputará el 7 de enero. Para ellos bastan los permisos y garantías obtenidos de las autoridades de Marruecos y Mauritania. Sin embargo, el movimiento independentista considera que "el paso del rally por el Sáhara Occidental es un insulto a la voluntad del pueblo saharaui y un desafío a las Naciones Unidas". Ésta debería ser la séptima vez que el París-Dakar atraviesa el Sáhara.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_