Tráfico permitirá cambiar las multas por cursos de reeducación a infractores

Los infractores de normas de circulación que sean sancionados con multas económicas cuantiosas podrán eludir el pago si se someten voluntariamente a medidas de reeducación sobre circulación, según el proyecto de Ley sobre Tráfico, Circulación a Motor y Seguridad Vial aprobado ayer por el Gobierno para su remisión a las Cortes. A esta medida se podrán acoger los conductores profesionales, hasta ahora muy penalizados por la norma en vigor.

El proyecto de ley remitido a las Cortes para su tramitación abarca un amplio abanico de materias de amplia incidencia sobre los conductores, sean o no profesionales. Autoescuelas, régimen de reconocimientos médicos, sanciones, publicidad de los vehículos y las denuncias son algunos de los asuntos que serán regulados de manera diferente a la actualmente en vigor. El proyecto sustituye a otro que fue remitido a las Cortes en la Legislatura anterior que no pudo ser tramitado por falta de tiempo. - Redención de multas. Los transportistas o profesionales del volante que sean sancionados con multas elevadas o la pérdida del carné durante un periodo amplio de tiempo podrán sustituir este tipo de sanciones por medidas de reeducación o la asistencia a "módulos de concienciación" (centros hospitalarios) donde se muestren las consecuencias de los accidentes de tráfico. Hasta ahora los profesionales se veían doblemente penalizados por este tipo de sanciones que en muchos casos les acarreaba la pérdida del puesto de trabajo.

- Supresión de la censura previa. Se suspende la obligación de someter a censura previa de la Administración de circulación los anuncios publicitarios de todo tipo de vehículos. Tráfico tenía hasta ahora la potestad de vetar aquellos que pudieran incitar a formas de conducción peligrosas.

- Libertad para los centros de revisión. Los centros de reconocimiento médido están muy regulados, igual que las tarifas que aplican. Estos centros, así como las autoescuelas tendrán regulación propia. En el caso de los sanitarios, gozarán de libertad de tarifas a partir del año siguiente a la entrada en vigor de la ley.

- Descuentos por pronto pago. Los conductores que asuman su responsabilidad en una infracción podrán obtener un descuento del 30% (ahora es de solo el 20%) si abonan la sanción en el periodo de plazo establecido y no recurren. La medida se aplicará a las sanciones por infracciones leves. También se podrán pagar las multas a plazos.

- Prohibidos los auriculares. No se podrá conducir con auriculares en ambos oídos ni circular con un teléfono móvil en la mano. Sólo se permitirá la utilización de mecanismos denominados "manos libres" que sólo ocupan uno de los oídos.

- Identificación del conductor. Tráfico se las ve y desea para perseguir al conductor infractor de un vehículo que no es suyo. "Está en Estados Unidos", ha llegado a decir un propietario que eludía identificar a quien cometió una infracción con su coche. El titular de un vehículo que no identifique al conductor recibirá la máxima sanción y además asumirá personalmente las consecuencias.

- Denuncias a distancia. Aunque es obligatorio notificar las denuncias en el acto, la ley permitirá a Tráfico tramitar aquellas que se efectúen por mecanismos desde fotoradares o helicópteros.

- Más plazo de prescripción. Tráfico se autoamplía el plazo de prescripción del procedimiento sancionador, debido al proceloso trámite que se toman los recursos. Con la nueva ley dispondrá de un año para que no prescriban las faltas muy graves; seis meses para las graves y tres para las leves. Sin embargo, amplía a dos años el periodo de cancelación de los antecedentes desfavorables de los conductores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de diciembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50